Los trabajadores sindicalizados del ayuntamiento de Puebla que incumpla con su horario de trabajo así como sus labores serán despedidos ya que el gobierno que encabeza el presidente municipal, Antonio Gali Fayad no cederá a presiones.
Así lo advirtió el secretario de Administración y Tecnologías de la Información (SATI), Rafael Ruiz Cordero, quien sentenció que sin importar que sean sindicalizados o personal de confianza, no se tolerarán paros de brazos caídos o inasistencias, pues Puebla no requiere de becarios. Lo anterior luego de que trascendiera que el líder del sindicato Israel Pacheco planeara paros laborales para empezar a presionar al alcalde para el otorgamiento de 400 bases y el aumento de sueldo a los sindicalizados.

“No se va a dejar trabajando a ningún trabajador sea del sindicato o de confianza que recurra a un paro de brazos caídos, Puebla no requiere de becarios, Puebla no se los merece, mientras que ellos dejan sus puestos”.
El funcionario municipal destacó que cualquier trabajador que no cumpla con los objetivos para los cuales fue contratado, por lo que nadie tiene asegurado su puesto salvo por resultados, no por realizar acciones depresión.
El funcionario municipal destacó que las bajas que se han dado actualmente en la comuna, tienen que ver con justificaciones por no cumplir con su trabajo, por lo que no se ha permitido el ingreso a la comuna porque ya no son parte.