Por Patricia Moreno Sánchez

Juan Manuel Vega Rayet delegado de la Secretaría de Desarrollo Social, informó que como parte de las acciones de austeridad, el 100 por ciento de los trabajadores redujeron sus salarios en hasta un 30 por ciento con la finalidad de mantener la plantilla laboral y con ello poder llevar a cabo la operatividad de todos los programas.
Destacó que los funcionarios de primer nivel como el delegado y los directores son quienes disminuyeron su salario en hasta un 30 por ciento, el resto varia el porcentaje.
“En esta delegación de SEDESOL, no solo nos vamos a apretar el cinturón, sino que nos vamos a poner la faja, para mantener la operación de los programas, para ello nos reducimos el salario para mantener la plantilla laboral. Los compañeros se sacrifican para evitar más despidos”
Aclaró que está garantizado el recursos para los programas sociales, como el programa de 65 y MAS, con el cual se beneficia a 311 mil personas, los servicios de las 480 estancias infantiles donde asisten más de 16 mil 500 infantes, entre otros programas.
Agregó que los programas actuales se mantienen, sin embargo su ampliación para este año será de acuerdo al recursos que autorice el gobierno federal.