ING. OSCAR LÓPEZ MORALES

El mensaje que ayer dirigió el gobernador Tony Gali durante la toma de protesta de la Asociación de Mujeres Periodistas, merece un análisis serio y no tiene desperdicio.
En primer instancia aclara que no aspira a ningún cargo político para el 2018, no va a dejar la gubernatura para buscaruna senaduría ni una diputación.

* Se desmarca de todos los partidos políticos, nadie cree en ellos, dijo, ni en los políticos, ni en las instituciones, por eso hay que trabajar desde los ciudadanos, cercano a ellos, como el propio Tony Gali lo hace, caminado las calles.
* La reiterada cercanía con la Presidencia de la República, de quien recibió apoyo inmediato.
* El proceso electoral del 2018 será muy complicado porque esa efervescencia política, descompone más el ambiente social. Hizo un llamado a la madurez para entender el rumbo que requiere el país.
* Ese mismo proceso trae una etapa de denostaciones, de bajezas, de insultos y de mentiras y de lo que la gente está harta.
* Basta de callar bocas y de quienes están contra la libertad de expresión. Todo se tiene que atender, aunque se trate de un rumor.

Destacó la intermediación de Arnulfo Domínguez con la Presidencia de la República y eso, claro, tiene fondo.
El gobernador sabía que estaba en un auditorio de periodistas, ante la presencia del director de Medios Estatales de la Presidencia de la República, con periodistas nacionales como Teodoro Rentería y don Raúl Gómez Espinosa y por si faltaba algún testigo más; ante el arzobispo de Puebla Víctor Sánchez Espinosa.
Es decir, tenía claro que lo que dijo, quería que se supiera…y ya se supo.
Y en efecto, se avecina otra tormenta, luego de la resolución de ayer contra Eduardo Rivera, que más bien huele a venganza y a “estate quieto” por 12 años.
Seguro que no se va a quedar así.
Otra noticia que causó gran expectación fue la de Melquiades Morales que ahora se va a iniciar una carrera como diplomático al seer Embajador de México en Costa Rica. Este es un nombramiento del Presidente de la República y Melquiades Morales es un personaje estratégico, emblemático para el PRI en Puebla y que fuera señalado por sus propios compañeros, por presuntas deslealtades.
Hoy Melquiades Morales estará lejos, muy lejos de Puebla y de cualquier operación política aquí y fuera de aquí, pues el servicio exterior es demanandante y y sumamente delicado.