Odilón Larios Nava.- Un derrame de combustible se registró por una toma clandestina en Huejotzingo, muy cerca de la empresa Hilsa. Fueron los habitantes de ese lugar los que se percataron del derrame de combustible y dieron aviso a las autoridades.
Personal del municipio de Huejotzingo y de la Policía Estatal encargados de resguardar esa región del estado acudieron hasta el Camino Nacional a un costado de las vías del tren.
Allí en un terreno en campos de cultivo se encontraba la toma clandestina, y se observaba un charco de combustible, al parecer diésel. Por ello los uniformados acordonaron la zona e informaron a las autoridades de Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Procuraduría General de la República (PGR) para que el Ministerio Público de la Federación Especializado en Robo de Hidrocarburo iniciara la averiguación previa de rigor.
Personal de Seguridad Física y del área técnica de Pemex acudió para hacer las labores correspondientes al sellado de la fuga y clausurar la toma clandestina. Cabe señalar que la situación quedó