• El chorro vertical de hidrocarburo alcanzó más de 10 metros de altura; personal de Pemex controló la situación.

Odilón Larios Nava.- En dos puntos distintos de la entidad poblana se suscitaron derrames de combustible, los cuales fueron atendidos personal de Emergencias Puebla de Petróleos Mexicanos (Pemex). Uno de ellos ocurrió en san Bartolomé Hueyapan, en el municipio de Tepeaca, en este caso el chorro vertical de gasolina alcanzó más de 10 metros de altura, mientras que el segundo caso, sólo un leve escurrimiento, se detectó en san Francisco Tláloc, en el municipio de san Matías Tlalancaleca.
Este martes por la mañana, el 911 recibió llamadas de auxilio que indicaban de un derrame en forma de chorro, el cual se registró en campos de cultivo de la junta auxiliar Huayapan, en el municipio de Tepeaca.
Los bomberos de Tepeaca que fueron los primeros en llegar, constataron que se trataba de un chorro vertical de gasolina, que alcanzaba más de diez metros de altura. Personal de Emergencias Puebla de la paraestatal atendieron la situación, procediendo a seccionar el ducto y cerras las válvulas.
Una vez que la presión en el poliducto cedió, procedieron a eliminar la toma clandestina que provocó el derrame de combustible. No hubo vehículos asegurados, tampoco personas detenidas.
El segundo caso ocurrió en san Francisco Tláloc, donde se reportó una toma clandestina con derrame de combustible.
Cuando el personal de Pemex localizó el sitio se percataron de que efectivamente existía una tomaa clandestina, pero en este caso el derrame de combustible era poco y apenas a manera de escurrimiento.
En ambos casos Emergencias Pueblas, el equipo de expertos de Pemex que se encarga de atender estas eventualidades, procedió a eliminar las tomas clandestinas.