*Los de la UANL ganaron en penaltis 4-2 a Pumas

En un partido no apto para cardiacos, los Tigres de la UANL se impusieron en penaltis 4-2 a Pumas después de empatar 4-4 en el marcador global y se coronaron campeones del Torneo Apertura 2015 de la Liga MX, el cuarto título en su historia.
Desde el inicio del partido, Tigres cedió el esférico a Pumas que salieron por una hazaña ante su afición.
Los de la UNAM tenían mayor posesión, pero no conseguían poner peligro en la portería norteña. Cuando parecía que la primera parte terminaría sin goles apareció Eduardo Herrera, quien aprovechó un rebote, tras un gran servicio de Ismael Sosa, para empujar con parte interna al 44’.
Al 54’, Pumas hizo el segundo. Fidel Martínez mandó centro al corazón del área, el cual cabeceó Matías Britos y mandó al fondo de la red.
Después del segundo tanto, los del Pedregal eran dueños absolutos del trámite del partido; sin embargo, no lograban marcar el tercero.
Cuando el reloj marcaba el 86’, en táctica fija apareció Silvio Torales, el paraguayo cabeceó para hacer el 3-0 y mandar el juego a tiempos extras.
Los del Pedregal dieron el primer aviso en tiempo extra. Fidel Martínez disparó desde media cancha y se quedó muy cerca de sorprender a Nahuel Guzmán. La respuesta se dio al 98’. Egidio Arévalo recibió una gran pared de Gignac, entró solo al área, pero Luis Fuentes barrió a tiempo para evitar el peligro.
En el 102’, apareció André-Pierre Gignac e hizo una jugada de crack dentro del área, quedó frente a Alejandro Palacios y definió con parte externa para poner los cartones 3-1.
Para el segundo tiempo extra, al 109’, Pumas adelantó líneas en busca del empate; sin embargo, la más clara llegó para los visitantes. Juninho filtró un balón para Gignac, quien disparó raso, pero apareció el “Pikolín” con una gran atajada para enviar a tiro de esquina.
Gerardo Alcoba puso 4-1 y el empate en el global al 118’. La final del Apertura 2015 se fue a tanda de penales, donde Ismael Sosa y Luis Fuentes anotaron para los capitalinos; mientras que Gignac, Juninho, José Rivas e Israel Jiménez marcaron por los norteños para que Tigres conquistará el cuarto título de su historia.