Los Tigres Blancos de la Universidad Madero se proclamaron campeones del torneo de la categoría Juvenil de la Organización de Futbol Americano de Morelos (OFAMO), esto al superar en la gran final 15-14 a los Osos Negros.
Partido emocionante y reñido de principio a fin el que se celebró en La Jungla, que volvió a ser sede de una final en un organismo en el que los felinos cuentan con un amplio palmarés.
El encuentro no inició bien para el equipo maderista comandado por el head coach Rubén Borbolla, pues Osos pegó primero; Sin embargo, José Pablo López Tello, que a final de cuentas se ostentó como el jugador clave para sellar el título, anotó el touchdown que más el extra logró meter en la contienda a los Tigres Blancos.
Los Osos Negros resultaron ser grandes rivales porque jamás dejaron de luchar e incluso volvieron a llegar a las diagonales aunque esto no les alcanzó para vencer a los anfitriones porque la segunda anotación de José Pablo López Tello provocó que el marcador arrojara cifras definitivas de 15-14 y con ello los maderistas consiguieron el campeonato de la categoría Juvenil de la Liga OFAMO.
Una vez que el cuerpo arbitral señaló el término del partido, los Tigres Blancos estallaron en júbilo y tras reconocer al rival, corrieron a la zona de gradas para festejar con la porra local, que en gran número se presentó en La Jungla.
Y así, con gritos y cascos arriba en señal de la victoria, los Felinos se adjudicaron un nuevo título en futbol americano.
Una vez con la certeza de que habían culminado el semestre de forma triunfal, los felinos fueron felicitados por el rector de UMAD, Job César Romero Reyes, quien aplaudió lo realizado durante toda la temporada y la gran final y, por otra parte, instó a jugadores y staff a seguir trabajando en entrenamientos para cumplir con buenas participaciones en los torneos que se llevarán a cabo en 2018.

MERECIDO
Rubén Borbolla, head coach del equipo de futbol americano de UMAD, aseguró que el título fue un justo premio al trabajo realizado por su plantel, mismo que tomó con seriedad el certamen porque además de conseguir el campeonato, el objetivo era alcanzar un nivel óptimo para competir a principios del siguiente año en el torneo categoría Juvenil de la Comisión Nacional Deportiva Estudiantil de Instituciones Privadas.
“Fue una final muy cerrada porque fuimos los dos mejores equipos del torneo. Nosotros y Osos tuvimos a las mejores defensivas aunque nosotros los superamos en anotaciones y en esta final también porque apenas un punto fue la diferencia para ganar el campeonato. Agradezco a los jugadores, integrantes de staff y a nuestros directivos encabezados por el rector porque todos apoyaron para que este campeonato se lograra”, apuntó el head coach.