• Su intención era sabotear el mandato del actual edil Miguel Vélez Severiano, pero el tiro le salió por la culata.
• Los trabajadores “lo llevaron de la manita” hasta el banco para que retirara el dinero y les pagara la quincena que les adeudaba.

Odilón Larios Nava. – El tesorero de Palmar de Bravo intentó sabotear el mandato de su actual edil Miguel Vélez Severiano, pero el tiro le salió por la culata. Como es el que está a cargo de las cuentas del ayuntamiento se negó a retirar dinero de las cuentas para hacer los pagos, esto lo informó ayer el presidente a los inconformes que tomaron la alcaldía.
Cuando los trabajadores escucharon de boca del edil que el problema lo estaba causando el tesorero, no tardaron en localizarlo e invitarlo de forma no tan amable a ir a retirar dinero para que hiciera los pagos que debía. De forma literal, lo llevaron de la manita hasta el banco y así alrededor de las cinco de la tarde comenzó a pagar los salarios vencidos que tenía.
El día de ayer después de seis días de atraso en el pago de la segunda quincena de febrero, los trabajadores del ayuntamiento ahogados por los gastos y la falta de efectivo para hacerles frente a sus necesidades básicas hicieron un plantón y tomaron la alcaldía de Palmar de Bravo.
En un primer momento acusaron al edil de esta falta de pego. Ante la presión Vélez Severiano les indicó a los trabajadores que la razón por la que no habían recibido su pago es porque el Tesorero del ayuntamiento se negaba a ir a retirar el dinero de las cuentas bancarias y pagarles.
Al escuchar lo anterior los trabajadores supieron cual era la solución. Tomaron al tesorero y le dijeron que no querían ser víctimas de los problemas que él tiene con el actual presidente y lo llevaron prácticamente “de la manita” a una sucursal bancaria de Tecamachalco para que retirara el dinero para cumplir con los pagos.
Una vez con el dinero, el tesorero regresó y comenzó a pagar a todos los trabajadores alrededor de las cinco de la tarde. Los empleados le indicaron que no quieren que este tipo de retardos se repita, solo porque el tesorero sigue siendo leal a Pablo Morales Ugalde el ex edil detenido por presuntos vínculos con huachicoleros.
Trabajadores del ayuntamiento entrevistados indicaron que el edil dejó en claro que hay un grupo de regidores y el tesorero, los cuales pretenden desestabilizar su gobierno pues son leales a Morales Ugalde.
Miguel Vélez, según las fuentes consultadas, indicó que los regidores le tienen rencor y antipatía porque corrió a mucha gente que Pablo Morales tenía cobrando nómina y eran aviadores.