Por Jesús Lemus/Puebla

La propuesta del gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad, para integrar la terna del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA), no es un pago de facturas y; por el contrario, hay la responsabilidad de entrar buenos resultados al frente de estas posiciones.
Así lo manifestaron María de Lourdes Dib, David Paz Moreno y Alonso Siriako Guillén Almaguer, después de que en sesión extraordinaria del Poder Legislativo, rindieran protesta al frente de esta posición y que forma parte del Sistema Estatal Anticorrupción.
De esta manera, el magistrado Alfonso Siriako Guillén Almaguer, argumentó que su trayectoria y experiencia adquirida en los últimos años, fueron los factores que lo llevaron a ser designado en el cargo.
Desestimó que la cercanía que tiene con el gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad, haya influido para que asumiera la magistratura por un periodo mínimo de 11 años y aseveró que una vez que inicien funciones demostrará su capacidad.
En tanto, la magistrada de María de Lourdes Dib Álvarez señaló que tiene claro que su postura y desempeño en todo momento deberá ser imparcial y apegado a las leyes vigentes para brindar a los ciudadanos la certeza que se resolverán sus asuntos con objetividad.
Finalmente, el magistrado David Paz Moreno, negó que su relación cercana con la secretaría general del Partido Acción Nacional (PAN), Martha Erika Alonso Hidalgo, influirá en su desempeño dentro del Tribunal de Justicia Administrativa del SEA.
Cabe recordar que los nuevos magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa del SEA iniciarán funciones el próximo 18 de diciembre y estará en funciones en periodos de 11, 13 y 15 años.