• Un comerciante mató en aparente legítima defensa a uno de los ladrones que lo agredió y la Fiscalía se lo llevó presentado.
• Los vecinos cerraron vialidades y retuvieron la camioneta Forense con el cadáver, la condición para liberarlos era la entrega del comerciante que abatió al delincuente.

Odilón Larios Nava. – Momentos de mucha tensión se vivieron durante gran parte de este viernes en Santa Rita Tlahuapan. Ladrones ingresaron a la casa de un comerciante al que golpearon, pero pudo defenderse y en una aparente legítima defensa abatió a un delincuente con un certero balazo en la frente, los otros pudieron escapar.
Ese primer hecho ocurrió por la madrugada. Las cosas comenzaron a complicarse poco después, cuando durante las diligencias del levantamiento del cadáver la policía ministerial se llevó en calidad de presentado al propietario de la casa que mató al ladrón. Los pobladores creyeron que estaba detenido y que le fincarían responsabilidades, por ello se reunieron en un nutrido grupo y tomaron acciones para exigir la liberación de su vecino.
En un primero momento cerraron la carretera federal, después retuvieron la camioneta Forense que transportaba el cadáver, le sacaron el aire a las llantas para evitar que se la llevara. Amagaban con quemar el cadáver del maleante y la camioneta de paso.
La única condición que pusieron para liberar el cuerpo y la camioneta Forense fue que regresaran al comerciante de nombre Pablo R. V. Pese al diálogo entre los pobladores y las autoridades del gobierno del estado, no había acuerdo.
Alrededor del mediodía la gente también bloqueó la autopista México-Puebla por espacio de dos horas. Fue hasta las 16:00 horas cuando las autoridades estatales entregaron a Pablo a la población y así consiguieron que liberaran el cuerpo y la camioneta Forense y que los bloqueos fueron retirados, la carretera federal estuvo en total siete horas cerrada.
Los pobladores advirtieron que a los ladrones que capturen los lincharán, pues aseguran los índices delictivos han ido al alza.