*El Puebla recibe el domingo a las 17:00 horas a los de Sinaloa

Ganar para alcanzar el primer objetivo del semestre, olvidarse casi definitivamente del tema porcentual, es el objetivo del Puebla de La Franja en su partido del próximo domingo a las 17:00 horas en el estadio Cuauhtémoc ante Dorados de Sinaloa, correspondiente a la Jornada 7 del torneo Clausura 2016.
“Es el partido más trascendental en la lucha por la permanencia. Estamos conscientes de que Dorados ha mejorado mucho, no se rinde, no se entrega, pero sabemos que puede ser un partido definitivo para hacernos olvidar la porcentual. Va a ser un duelo muy duro, pero de local tenemos que sumar de a tres para así ya meternos de lleno en zona de liguilla”, dijo el director técnico Pablo Marini.
Asimismo, el timonel del cuadro poblano explicó que, a pesar de los resultados anteriores, el cuerpo técnico está tranquilo porque sabe que tienen un plantel para muy capaz para competir en lo que resta de la Liga MX.
“Estamos muy tranquilos porque sabemos que hay una competencia muy importante dentro del plantel que nos da muchas opciones y tenemos que decidir muy finamente para ver quién juega y quién queda fuera”.
Marini calificó el encuentro contra los sinaloenses como una final, por lo que sus dirigidos la enfrentarán como tal, buscando el triunfo.
“Va a ser una final para el tema de la porcentual y buscamos ganar para podernos olvidar definitivamente de eso”.
Por lo pronto, Puebla ha escapado de la lucha por no descender. Además de la ventaja sobre su rival del domingo está ocho puntos arriba del Guadalajara y seis del Morelia.
Dorados, en seis fechas no ha sido capaz de ganar, además de solo anotar dos goles y recibir 14. Las matemáticas indican que debe sumar 19 de los 33 puntos por jugarse para tener opciones de salvación.
Cabe mencionar que Puebla nunca ha derrotado a Dorados en Primera División, se han enfrentado 3 veces, en 2 terminaron empatados y en el torneo anterior ganó Sinaloa.
Mientras que Dorados no gana de visitante desde el pasado 31 de julio, en su primer cotejo fuera de casa tras regresar a Primera División. Desde entonces acumula ochos derrotas y dos empates, con 25 goles en contra y solo cuatro a favor.