Por Patricia Moreno Sánchez

Ante el incremento de los casos de Influenza en el estado, la Arquidiócesis de Puebla informó que tomando en cuenta las medidas de prevención e higiene para evitar el contagio del virus, se instruye para que los sacerdotes informen a su vez a los files católicos la indicación de no saludar de mano al momento de “dar la paz” y tomar la eucaristía con la mano y luego llevarla a la boca para evitar contagios.
Monseñor Felipe Pozos Lorenzini Obispo Auxiliar de Puebla explicó que estas medidas se tendrán que aplicar en toda la Arquidiócesis de Puebla, que comprende 282 parroquias y mil 200 templos donde se iniciará esta campaña sanitaria para prevenir la Influenza.
Comentó que Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla hizo el anuncio durante la misa dominical en Catedral, y a través de la oficina de comunicación social se hará llegar esta instrucción a todos los templos católicos de la Arquidiócesis.
“Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, ya pidió en la misa en Catedral que no se den la mano para el salud de la paz, solo darse la paz con un gesto y una reverencia y recibir la comunión en la mano para luego llevarla a la boca y así evitar cualquier contaminación” refirió Monseñor Pozos Lorenzini.
Agregó que con ello la iglesia católica se suma a la campaña que está promoviendo la Secretaria de Salud en el estado, con el uso del gel antibacterial, el uso del cubre boca y el lavado constante de las manos. Estas medidas sanitarias también se llevan a cabo entre los estudiantes del Seminario Palafoxiano.