Odilón Larios Nava.- Un taxista de San Martín Texmelucan logró evadir a un par de asaltantes poniendo en riesgo su propia integridad. Al ser asaltado, decidió jugarse su última carta, aceleró e hizo volcar la unidad que conducía. De esta manera ahuyentó a los delincuentes y él pudo dar parte a las autoridades.
Estos hechos ocurrieron este miércoles por la mañana, cuando dos sujetos abordaron al conductor del taxi tipo Athos, color azul con crema, en San Martín Texmelucan, le pidieron los llevara a un punto cercano.
Sin embargo momentos después los sujetos que se hacían pasar por pasajeros, sacaron a relucir armas de fuego con las cuales lo amagaron y lo obligaron a conducir hasta la región de Amozoc, concretamente hasta la desviación hacia Oriental.
El taxista de nombre Guillermo Adolfo, de 56 años de edad, al ver que corría peligro decidió aplicar una maniobra desesperada, en este caso aceleró y luego volcó su unidad. Esto causó confusión entre los presuntos ladrones, quienes escaparon, mientras que el taxista pudo pedir apoyo a las autoridades.
Acudieron a brindarle apoyo elementos de la policía municipal de Amozoc de Mota, así como paramédicos de la región. Cabe señalar que el conductor no resultó con lesiones que pusieran en riesgo su vida.
Algunos de los compañeros del volante de este hombre cuestionaron lo ocurrido, ya que señalaron de forma anónima que ésta sería la tercera ocasión que presuntamente pretenden asaltar a este conductor.
De todo ello deberá tomar parte el Agente del Ministerio Público e iniciar las investigaciones de rigor, en torno a estos hechos denunciados por este conductor de transporte de alquiler.