Dulce Gómez

Desde hace cuatro meses el sacrificio de bovinos en el rastro del municipio de Puebla está suspendido porque los introductores incumplieron con los lineamientos que establece el Gobierno Federal a través de del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

Así lo dio a conocer el administrador general de este organismo descentralizado, Julio César García Ángeles, quien compartió que fue en junio del año en curso cuando se determinó detener la matanza de ganado vacuno.

Detalló que los introductores incumplieron con los requerimientos necesarios que son solicitados por el Senasica y por la propia Comuna a fin de garantizar la sanidad de la carne.

Además, refirió dicha área posee una certificación Tipo Inspección Federal (TIF), es decir una inspección sanitaria permanente en la que se verifican las instalaciones y los procesos a fin de que cumplan con las regulaciones que señala la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) para que los alimentos sean inocuos.

Por lo anterior, César García confió que a mediados de noviembre se reabra el servicio a introductores. En tanto, negó que la suspensión de este servicio afecte el trabajo que se realiza el matadero.

“Hemos estado estableciendo algunos mecanismos y bueno esperamos que en 15 días se abra la matanza de bovinos. En este momento no hay sacrificio de bovinos”, reiteró.

También evidenció que los recursos que genera la matanza de porcinos no son suficientes para adquirir nueva maquinaria, incluso relató que “dentro de poco” será necesario sustituir la existente.

En tanto, en el área de porcinos refirió que la misma actualmente da muerte a 700 animales diariamente y negó que el rastro esté en números rojos.