• Sometieron a él y su familia; se robaron dinero, objetos de valor y un automóvil.

Odilón Larios Nava. – Sujetos con apariencia de “policías” ingresaron a robar a la casa del abogado Víctor León Rueda. Sometieron a él y su familia, los amarraron con cinta adhesiva color canela, y hurtaron dinero en efectivo, artículos de valor y un automóvil.
El litigante aseguró en sus redes sociales que los delincuentes iban uniformados, portaban radios y se comunicaban en clave, es decir, eran “policías”, quienes además de la violencia propia del robo le hicieron saber que sabían quién era e incluso le dejaron un mensaje amenazante.
El domicilio del abogado se encuentra en San Francisco Totimehuaca. El robo fue cometido por la madrugada, no se especificó el número de delincuentes que irrumpieron en la casa, pero lo que de inmediato llamó la atención al jefe de familia, según publicó en redes sociales, fue que se dirigieron a él como “abogado” y le enfatizaron “ya no te metas en problemas” a manera de amenaza.
Víctor León Rueda es un férreo opositor al gobierno del estado, fue dado a conocer en la cuenta de Twitter de Ana Teresa Aranda de quien el abogado es colaborador y amigo.
También el candidato a gobernador por MORENA, Miguel ángel Barbosa, emitió un tuit al respecto: “Hoy fue allanada la casa de Víctor León Rueda, abogado que colabora con nosotros, él y su familia fueron amenazados y amordazados. Víctor puede afirmar que los que hicieron esto fueron policías. Créanme que esto me horroriza, por eso las cosas en #Puebla deben de cambiar”.
En la línea de ese tuit, León Rueda, abundó: “Agradezco su postura, tengo conocimientos especiales que me permiten decir indiciariamente que eran policías, radios, uniformados, hablan en clave, etc, lo más graves es que me dijeron hola ‘Abogado’ ¿Qué delincuente sabe la profesión de quien vive en el domicilio?”.
El agraviado y los políticos mencionados exigieron al gobierno del estado y la Fiscalía actuar de manera oportuna para identificar, localizar y detener a los responsables de este extraño robo.