Marco Fierro

 

La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, evitó pronunciarse sobre la tarifa en el transporte público y el precio del pasaje, el cual según la solicitud de transportistas es de 10 pesos de aumento.

 

En entrevista, la edil capitalina dejó en claro que el incremento de la tarifa es competencia estatal, por lo que tanto el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido y la administración entrante de Luis Miguel Barbosa Huerta serán los encargados de estudiar el tema.

 

Y es que aunque el cabildo poblano aprobó una propuesta para asumir el control de las unidades, tanto de las concesiones, derroteros, horarios, la alcaldesa poblana, no quiso fijar una postura del caso, pues reiteró que son las autoridades estatales las responsables de ello.

 

Desde su punto de vista, consideró  únicamente que están obligados a mejorar sus condiciones de ingresos abriendo la posibilidad de entregar subsidios que beneficien a los transportistas que solicitan el aumento.

 

“Podemos identificar algunos esquemas de subsidios en lo que se va mejorando, es la apuesta,  para mejorar,  pero está en la cancha del Gobierno. Yo confío en que se llegará a un buen intercambio de ideas”, dijo.

 

Al final, repitió que está en la cancha de la autoridad estatal, y se deben revisar ambos escenarios pero privilegiando el diálogo entre el gobierno y los dueños de las unidades del transporte público.