Los Borregos de rugby del Tecnológico de Monterrey Campus Puebla cerraron su participación en la Temporada 2013-2014 de Segunda Fuerza por la Federación Mexicana de la especialidad, con la final celebrada en el estadio de Ciudad Universitaria de la UNAM, en la cual cayeron 17-18 a manos del Club Bisontes de Guadalajara.
Los comandados por el entrenador Luis Alejandro Santos García, realizaron un estupendo trabajo, al grado de ser el equipo que tomó la iniciativa de ir al frente para conseguir puntos, lo cual lograron al ponerse en ventaja de 17 puntos a 0; por un momento parecía que tenían controlado el partido, pero una importante reacción sobre el final del encuentro por parte de Bisontes hizo que estos empataran y dieran una espectacular voltereta para quedarse con el trofeo de campeones.
Los Borregos todavía tuvieron una oportunidad en jugada de penal, el estratega decidió ir a “palos” pero el pateador herró su tiro con lo que terminaron las esperanzas del campeonato.
“Fue nuestro primer torneo de quinces y pues estamos muy contentos con lo que pasó en el transcurso de todo el torneo, a los chavos les sirvió mucho para su experiencia y formación en rugby, ahora hay que aprender a saber manejar los partidos en finales lo cual es muy decisivo y en este caso nos ganó la experiencia del otro equipo”, subrayó el entrenador.
Por lo pronto, el equipo ya se alista para el nuevo reto que representa el Campeonato Nacional de Primera Fuerza que organiza la Comisión Nacional Deportiva Estudiantil de Instituciones Privadas (Conadeip) y que arranca el próximo fin de semana, donde los Borregos quedaron colocados en el “grupo de la muerte” junto con la Universidad de Monterrey (UDEM) Instituto de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y la Universidad del Valle de México Campus Sur.
“Estamos convencidos de que tenemos que pasar a la siguiente ronda y ya estando en semifinales buscar estar en la final con todo y ser campeones, tenemos que ajustar lo que en la pasada final nos sirvió, para aprender y tratar de manejar mejor los partidos, no hicimos el estilo de rugby que sabemos, no jugamos a lo nuestro que es abrir la bola con velocidad, si seguimos con nuestro estilo vertical con velocidad vamos a ser muy peligrosos”.