• Recibe el Rector Alfonso Esparza las calificaciones de las firmas en NY
• Adecuado desempeño presupuestal, sólidas prácticas de administración y bajos niveles de deuda de la BUAP, dictaminan las principales calificadoras de riesgo crediticio en el mundo
• Las calificaciones ‘mxA+’, de Standard & Poor’s, y Aa3.mx y Baa3, de Moody’s, establecen que la perspectiva es estable
Mientras que Standard & Poor’s confirmó su calificación de riesgo crediticio en escala nacional de largo plazo de ‘mxA+’ de la BUAP, que se traduce en un adecuado desempeño presupuestal, una prudente política de deuda y una posición de liquidez positiva, respecto a su servicio de deuda y sus pasivos circulantes; Moody’s asignó las calificaciones Aa3.mx (Escala Nacional) y Baa3 (Escala Global, Moneda Nacional), por sólidas prácticas de administración que respaldan márgenes operativos positivos, una fuerte posición de liquidez y bajos niveles de deuda.
Por lo anterior, Standard & Poor’s y Moody’s, principales agencias calificadoras de riesgo crediticio en el mundo, prevén una perspectiva financiera estable para la BUAP. Además, la primera estima que en 2015 y 2016 podría generar superávits luego de gastos de inversión por arriba del 5 por ciento de sus ingresos totales, así como un nivel y servicio de deuda bajos.
En la ciudad de Nueva York, el Rector Alfonso Esparza Ortiz recibió estas calificaciones por parte de Standard & Poor’s y Moody’s, agencias que han dado cuenta de la eficiencia de los procesos financieros y finanzas sanas de la BUAP, a partir de 2007 y 2008, respectivamente.
Esparza Ortiz se reunió en el corazón del centro financiero mundial con Joydeep Mukherji, director de gestión y líder de análisis para calificaciones en América Latina de Standard & Poor’s, quien avaló el buen manejo de los recursos financieros por parte de la Máxima Casa de Estudios en Puebla y confió en que el año próximo mantendrá sus buenas calificaciones.
Por su parte Edith F. Behr, vicepresidenta de la Oficina Superior de Crédito para Educación Superior Pública de Moody’s, enfatizó que la BUAP marcha por muy buen camino, así lo demuestran proyectos como el Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste Mexicano (LNS), las obras de infraestructura académica y médica, y el creciente número de estudiantes que viaja al extranjero.

La BUAP cuenta con una posición de liquidez positiva
Al confirmar la calificación en escala nacional de ‘mxA+’ de la BUAP, con perspectiva estable, Standard & Poor’s afirma que la Institución “continúa con un adecuado desempeño presupuestal, una prudente política de deuda y una posición de liquidez positiva, respecto a su servicio de deuda y sus pasivos circulantes”.
Por lo que estima que en 2015 y 2016 podría generar superávits por arriba de 10 por ciento de sus ingresos operativos y después de gastos de inversión mayores a 5 por ciento de sus ingresos totales, además de un nivel y servicio de deuda bajos.
“En nuestra opinión, la actual administración financiera de la BUAP (2013-2017) continúa con un prudente manejo de las finanzas y mantiene una política de endeudamiento adecuada de corto y largo plazo. Destacamos también que cuenta con una posición de liquidez positiva, respecto a su servicio de deuda y sus pasivos circulantes”, considera Standard & Poor’s.
Para dicha calificadora, en términos académicos la BUAP es una de las universidades públicas estatales más competitivas del país: “En los últimos años, ha fortalecido el perfil de su profesorado y sus programas de estudio; hoy cuenta con 65 programas educativos considerados de ‘buena calidad’, de acuerdo con la evaluación permanente que llevan a cabo los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES), en México. Actualmente, 485 de sus profesores de tiempo completo son candidatos o forman parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI)”.
Desde 2007 Standard & Poor’s evalúa los procesos financieros de la Institución, la cual a partir de 2008 recibió la calificación en escala nacional ‘mxA+’, que mantiene por octavo año consecutivo y da muestra de una sólida calidad crediticia respecto a otras entidades.
La Máxima Casa de Estudios de Puebla es la única institución en América Latina con tres calificaciones financieras de este tipo: Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch Ratings, que la posicionan como un referente nacional en el ámbito de la educación superior.

Sólidas prácticas de administración
Las calificaciones de Aa3.mx (Escala Nacional) y Baa3 (Escala Global, Moneda Local) asignadas a la BUAP por parte de Moody’s, reflejan sólidas prácticas de administración que respaldan márgenes operativos positivos, una fuerte posición de liquidez y bajos niveles de deuda.
Al prever una perspectiva estable para la Institución, entre sus fortalezas crediticias Moody’s incluye márgenes operativos positivos, sólido capital de trabajo neto y bajos niveles de deuda.
Refiere que “de manera consolidada (considerando los ingresos y egresos de capital), la BUAP ha registrado resultados financieros consolidados balanceados durante el periodo 2010–2014, equivalentes en promedio a 4.7% de los ingresos totales, como reflejo de los márgenes operativos positivos”.
Asimismo, que “durante 2014, la BUAP registró un superávit financiero equivalente al 9% del total de los ingresos. A pesar de que la BUAP tiene grandes planes de infraestructura por la creciente demanda de los estudiantes, Moody’s anticipa que continuará registrando resultados financieros positivos de alrededor del 10% de sus ingresos totales en 2015”.
Al cotejarla con universidades calificadas en otros países, la agencia norteamericana afirma que históricamente “la BUAP ha mantenido niveles bajos de deuda, lo cual representa una fortaleza crediticia. Durante 2014, los niveles de deuda fueron equivalentes al 3.8% de sus ingresos totales, comparados con el pico de 6.9% registrado a finales de 2012. Esta mejora en sus indicadores de deuda es reflejo del registro de resultados financieros consolidados positivos”.
Finalmente, indica que “el perfil crediticio de la BUAP está respaldado por una fuerte posición de liquidez, en virtud de que sus niveles de liquidez son altos comparados con otras instituciones semejantes”.