• El estado prescindió de los servicios de Consuelo Reyes y nombró como nuevo director a José Alberto Vázquez Pérez.
• La ahora exdirectora enfrentó varios escándalos por, supuestamente, permitir los actos de corrupción que existen dentro de ese penal.

Por medio de un comunicado oficial el ayuntamiento de San Pedro Cholula dio a conocer que este martes se concretó el proceso para que el estado se haga cargo de la operatividad del Centro de Reinserción Social (CERESO), también informó que el estado decidió prescindir de los servicios de Consuelo Reyes Rojas, quien era la directora del penal hasta el día de martes en que fue sustituida por José Alberto Vázquez Pérez.
Reyes Rojas enfrentó varias acusaciones por los malos manejos y la violencia que se vivió en dicho reclusorio en los últimos meses, incluso fuentes cercanas al penal la acusaban de permitir los actos de corrupción que han sido denunciados públicamente en los últimos meses.

COMUNICADO OFICIAL

Con el nombramiento de José Alberto Vázquez Pérez como nuevo director del Centro de Reinserción Social (CERESO) de Cholula, el gobierno municipal que encabeza José Juan Espinosa Torres deja en manos del gobierno del estado la operación del penal regional.
Por decisión de la dirección general de Centros de Reinserción Social en el estado, Consuelo Reyes Rojas fue sustituida por José Alberto Vázquez Pérez para hacerse cargo de la dirección del CERESO, quien tiene una amplia experiencia laboral en el área.
El nuevo funcionario cuenta con 39 años de edad, es licenciado en Derecho y Ciencias Sociales por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y tiene la evaluación de control de confianza aprobada y vigente.
Entre su experiencia laboral destaca que durante 15 años estuvo en la dirección de supervisión de establecimientos de reclusión del Estado, ocupando diferentes puestos en el Centro de Reinserción social de Ciudad Serdán, Tepexi de Rodríguez, Izúcar de Matamoros, Puebla y Cholula, así como en el Centro de internamiento especializado para adolescentes.
A partir de este movimiento, el Ayuntamiento de San Pedro Cholula sigue haciéndose cargo de la parte administrativa del penal y en manos del estado queda la parte operativa.
Es importante mencionar que el pasado 28 de julio fueron trasladados 76 reos, quedando con una población de 421 internos -de los cuales 402 son hombres y 19 mujeres-, lo que significa que aún se tiene una sobrepoblación del 286 por ciento, ya que la capacidad real del CERESO de Cholula es de 147.
El traslado de las 76 personas fue de conformidad con el artículo 52 de la Ley Nacional de Ejecución Penal pues requerían medidas especiales ya que por su integridad y salud ponían en riesgo la seguridad o gobernabilidad del CERESO. Los delitos de los trasladados son secuestro, homicidio calificado, violación y uno por delito federal de delincuencia organizada.