* Recalcó que la situación de inseguridad y la violencia en el país, así como la falta de crecimiento económico son la evidencia del fracaso del neoliberalismo

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador reiteró que a su juicio, el país vive una crisis derivado de las fallidas políticas neoliberales de los últimos 30 años y también acusó una ofensiva de la prensa debido a sus declaraciones del fin de semana cuando señaló que el país estaba en bancarrota.

“Sostengo qué hay crisis en México y qué hay mucha pobreza, mucho abandono, mucha inseguridad, mucha violencia y que ha resultado un fracaso la política económica neoliberal, y que la vamos a cambiar”.

En declaraciones a medios en el aeropuerto de La Paz, recalcó que la situación de inseguridad y la violencia en el país, así como la falta de crecimiento económico, entre otros factores son la evidencia del fracaso del neoliberalismo, una realidad que se puede pasar por alto.

“¿Ha estado muy bien el neoliberalismo? ¿Hay que aplaudirle? Por qué no aceptan que fue un fracaso la política neoliberal, que solo benefició a una pequeña minoría, empobreció a la mayoría del pueblo, produjo la inseguridad, la violencia, por qué no aceptarlo, por qué no reconocerlo”, apuntó.

Asimismo envió un mensaje para los medios de información, para que sean autocríticos y que acepten que existe una crisis en el país, y reiteró que a pesar de que la situación no es la mejor para iniciar su administración, cumplirá sus promesas de campaña.

“Se dedicaron algunos medios de información, durante estos 30 años a aplaudir y a callar, a obedecer y a quemarle incienso al régimen, de un partido o de otro y ahora que digo que está mal la situación, que hay una crisis, usé la palabra bancarrota, se me lanzan, interpretan, de que me estoy lanzando para atrás y de que no voy a cumplir los compromisos. Falso, voy a cumplir todos mis compromisos, nada más que sí quiero que se tenga conocimiento del punto de partida”, enfatizó.

Cuestionado sobre una posible contradicción, al haber declarado hace uno semanas que había estabilidad financiera y unos día después afirmando que el país está en bancarrota, el tabasqueño señaló que la crisis no se puede medir solo en variables macroeconómicas y que la pobreza, la inseguridad y la violencia son problemáticas que ponen de manifiesto la crisis.