*Perdieron en penaltis con Rusia

Los partidos correspondientes a los octavos de final de la Copa del Mundo Rusia 2018 que se disputaron ayer domingo tuvieron la particularidad que ambos terminaron empatados 1 a 1 y se definieron por tiros desde el punto penal.
España iba ganando por 1 a 0 frente al seleccionado de Rusia gracias a un gol en contra de Sergey Ignashevich en el minuto 12 del primer tiempo. Los locales igualaron por intermedio de Artem Dzyuba que convirtió un penal otorgado por el árbitro luego de que Gerard Piqué tocara la pelota con la mano en su propia área.
El encuentro no presentó modificaciones en el marcador durante el resto del tiempo y llegaron a la definición por penales. Allí el arquero ruso, Igor Akinfeev consiguió detener los disparos de Koke e Iago Aspas y ayudó a que su equipo ganara por 4 a 3 y avance a los cuartos de final.
Por su parte, Croacia y Dinamarca también empataron 1 a 1. El gol danés fue obra de Mathías Jorgenssen al minuto de haber comenzado el juego, mientras que el conjunto croata pudo llegar a la igualdad sólo tres minutos más tarde a través de su delantero Mario Mandzukic.
El dato a destacar es que cuando faltaban cinco minutos para que terminara el segundo tiempo del alargue, el arquero de Dinamarca le contuvo un penal a Luka Modric por lo que la serie pasó a definirse desde los doce pasos.
La tanda también resulta inusitada ya que ambos equipos fallaron sus primeros tiros, luego ambos convirtieron los dos siguientes, en el cuarto penal volvieron a errar los dos y la serie se definió en el último disparo cuando falló Nicolai Jorgensen para Dinamarca e Ivan Rakitic convirtió para los croatas que pasaron a los cuartos de final donde se enfrentarán con el anfitrión, Rusia.