• Entre las víctimas mortales se encuentran una mujer y un niño de no más de diez años.

Odilón Larios Nava.- Fueron 12 en total los cadáveres humanos encontrados entambados en campos de cultivo de la comunidad de Domingo Arenas, entre ellos se encuentran los cuerpos de una mujer y su hijo de no más de 8 diez años de edad. Fuentes policiales confirmaron que se tratan de las personas que fueron “levantadas” el martes por la madrugada en un palenque de Cuautlancingo.
El pasado jueves alrededor de las 17:00 horas, un campesino alertó sobre el macabro hallazgo. En el paraje denominado Yepaxotlan, en Domingo Arenas, encontró 10 tambos de plástico de capacidad para 200 litros, dentro de ellos había restos humanos, algunos de ellos dentro de compuestos químicos, al parecer ácido.
Eso causó una intensa movilización policial en la zona, encabezadas las diligencias por parte de personal de la policía ministerial y el Agente del Ministerio Público, el lugar quedó resguardado por ministeriales, por policías municipales, el Ejército Mexicano y policía estatal.
En el lugar se encontraron los diez tambos de plástico, en su interior se encontraban 12 cuerpos desmembrados. Algunos de ellos habían sido quemados parcialmente antes de ser colocados en los tambos con ácido.
En las inmediaciones se encontraron las ropas y demás pertenencias de las víctimas, como cinturones, sombreros, carteras y camisas vaqueras. Por medio de esos indicios se determinó que se trata de las personas que fueron “levantadas” del palenque la madrugada del pasado martes.
Cabe señalar que las diligencias del levantamiento de los cadáveres concluyeron hasta este viernes cuando amanecía. Se recolectaron los indicios que fueron encontrados a simple vista, pero las labores de los peritos continuaron por varias horas más, por lo que el lugar continuaba cercado por la policía ministerial.
Los cuerpos fueron trasladados al anfiteatro en la ciudad de Puebla. Las necropsias, hasta el cierre de esta edición, no habían concluido, por lo que se desconocía cómo fueron privadas de la vida estas personas. Tampoco fueron dadas a conocer las identidades de los occisos.
Cabe señalar que algo que desconcertó a los investigadores fue el haber encontrado entre las víctimas mortales a una mujer y un niño.
Las investigaciones que han realizado las autoridades señalan en particular a un grupo de la delincuencia organizada. Por lo que personal de la Procuraduría General de la República (PGR), también tomó conocimiento de lo ocurrido.

EL PALENQUE Y LEVANTÓN

Como se informó en este rotativo, el pasado martes por la madrugada se efectuaba un palenque, peleas de gallos, en el Teatro del Pueblo de Cuautlancingo, a tan sólo escasos metros de la presidencia municipal de ese municipio conurbado. Decenas de vehículos con placas de otros estados del país comenzaron a llegar el lunes por la tarde.
En calles del Centro de Cuautlancingo, había pancartas que anunciaban el palenque y guiaban a los asistentes. Además según versiones de algunos de los vecinos, existió incluso la venta de boletos, por lo que aseguran era imposible que el ayuntamiento de Cuautlancingo no tuviera conocimiento de dicho evento.
Alrededor de las 01:30 horas del martes, un comando armado, de no menos de 40 hombres con rifles de asalto, en cerca de diez camionetas, llegaron hasta el lugar, algunos de ellos montaron guardia en la calle y otros más ingresaron al palenque, donde hicieron varios disparos y ordenaron a los asistentes que se tiraran al suelo.
En ese momento dispararon contra dos hombres, a los cuales momentos después sacaron arrastrando, presumiblemente ya muertos, y los echaron a una camioneta. Testigos que pidieron el anonimato, indicaron el martes por la mañana, que además los sujetos se habían llevado privadas de la libertad a varias personas, entre ellos, decían, algunas mujeres y un niño.
Después el grupo armado se retiró del lugar a bordo de las camionetas en las que momentos antes habían llegado, sin que hubiera intervención de la policía de Cuautlancingo, ni de ninguna otra corporación policial. Cuando los cuerpos policiales arribaron al lugar sólo encontraron a pocas personas, manchas de sangre y algunos casquillos percutidos, además del desorden imperante en el palenque.

VIENE-VIENES CONSIGNADOS POR FALSEDAD DE DECLARACIONES

Lo único que pudieron hacer los policías de Cuautlancingo, fue asegurar en calidad de testigos a seis “viene-viene”, quienes fueron presentados ante el Agente del Ministerio Público de san Andrés Cholula, quien el jueves por la tarde los consignó ante el Juez de Cholula por el delito de falsedad de declaraciones. Según fuentes extraoficiales, éstos no tienen que ver nada con la agresión, pero por no declarar lo que vieron, fueron consignados por el delito antes señalado.
La FGE emitió un parco comunicado, en donde en resumen señala que está investigando los hechos y que los indicios hallados en el lugar donde encontraron los cadáveres apuntan a que se trata de las personas que fueron privadas de la libertad en Cuautlancingo.