Marco Fierro

 

En su comparecencia, la titular de la Secretaría para la Igualdad Sustantiva de Género, Catalina Pérez Osorio, admitió que las acciones para erradicar la violencia que terminen con acontecimientos como los ocurridos ayer en Culiacán, Sinaloa, se deben realizar de manera coordinada entre los tres niveles de gobierno.

Resaltó que es necesario construir una ruta que permita pacificar el país y dejar a un lado la violencia, por ello, señaló que el departamento de masculinidades de la dependencia ha servido para llevar dicho mensaje de manera directa a los hombres, principalmente a los jóvenes.

“El problema de la Violencia es un tema que le toca a todo el país, prueba de los hechos es lo que pasó ayer, es un problema que compete a todas las autoridades al mismo tiempo, al municipio, al estado y a la Federación, todos tenemos que construir una ruta que nos lleve a pacificar el país”, dijo.

Durante el tercer día de comparecencias, Pérez Osorio, reveló que según  datos de la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia (CCCOH), la capital poblana se encuentra en primer lugar a nivel estatal por crímenes de odio, orientación sexual e identidad de género con 27 casos registrados del 2000 a la fecha.

De acuerdo con datos de la ENDIREH (2016) del INEGI, el 66.8 por ciento de las féminas de 15 años y más en la capital sufrieron algún tipo de violencia a lo largo de su vida; es decir, cerca de 454 mil mujeres, por lo que en el primer año de administración se crearon grupos de apoyo emocional para las mujeres que son violentadas.

Señaló que el ayuntamiento de Puebla cumplió con las recomendaciones de la Alerta de Violencia de Género para el municipio declarado el 8 de abril del 2019, ya que durante el primer año de gobierno se realizaron capacitaciones  constantemente en perspectiva de género a servidores públicos pertenecientes al departamento de Seguridad Ciudadana, jueces de juzgados calificadores y regidores de las juntas auxiliares.

Finalmente, informó que sensibilizaron a 305 adolescentes en materia de derechos sexuales y reproductivos en instituciones de nivel secundaria y bachillerato ubicadas en juntas auxiliares y colonias del municipio.