Dulce Gómez

Una vez que en Villa Frontera estuvieron en peligro más de 60 mil personas tras la fuga de gas LP, el presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, informó que el gobernador José Antonio Gali Fayad, envió una solicitud de reunión a Carlos Alberto Treviño Medina, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Al respecto, el alcalde capitalino adelantó que durante la reunión él y el mandatario estatal solicitarán tres cosas: la posibilidad de una reacción más eficiente, trabajo coordinado y supervisión de que no exista riesgo alguno en los ductos de la paraestatal.

“Ya la redactamos conjuntamente la solicitud con el gobernador del estado y con el secretario Diódoro Carrasco. El gobernador nos pidió hacer él la solicitud y yo espero que en las próximas semanas tengamos noticias por parte de Pemex. Se le va a pedir mucho más trabajo de coordinación para supervisar que no haya riesgo de tomas clandestinas y se le va pedir más trabajo de coordinación para que exista una reacción pronta de parte del personal de seguridad física”, agregó.

En este tenor, el edil apuntó que la zona Norte de Puebla Capital es una de las más vulnerables, y recordó que durante la fuga de gas LP más de 60 mil personas estuvieron en riesgo.

“Estamos trabajando junto con el Ejército y con la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. Tanto el gobernador como yo estamos muy claros y decididos de que no debe haber impunidad. La detención de estos dos presuntos delincuentes es muy buena noticia porque pusieron en riesgo la vida de cientos de miles de familias. No habrá impunidad”, destacó.