El presidente Enrique Peña Nieto dio un balance tras el sismo registrado el jueves por la noche, donde informó que ha dejado 61 personas muertas en todo el país, esto desde Juchitán, Oaxaca que fue una de las zonas más afectadas por el sismo.

Detalló que en Oaxaca murieron 45 personas, 36 de ellas en el municipio de Juchitán, 12 en Chiapas y 4 en Tabasco.

“La fuerza de la naturaleza puede ser devastadora, pero la fuerza de la unidad y la solidaridad de los mexicanos es mucho mayor”.

Subrayó que se trató de un sismo de gran escala, con esta actualización, de 8.2 grados, y evidentemente dejando varios daños y afectaciones, en algunos casos, y lamentablemente hemos tenido ya reporte de pérdida de vidas humanas y de varias afectaciones materiales, que todavía no se pueden cuantificar del todo. “Lo habremos de hacer, tanto en horas, y eventualmente en días, cuando sepamos a mayor detalle cuales fueron que este sismo haya dejado”.

“Quiero reiterar mi solidaridad y mi más sentido pésame a las familias de las personas fallecidas a causa de este sismo”, dijo el mandatario

De igual forma, el Titular del Ejecutivo señaló que mientras se atiende a la población afectada por el sismo, están en marcha las acciones preventivas ante el huracán Katia, categoría 2.

Asimismo, dijo que la prioridad en Juchitán es restablecer el abasto de agua y alimentos, así como la atención médica de las personas afectadas. En este sentido indicó que las dependencias del Gobierno de México estarán trabajando con la comunidad para asegurar una adecuada atención.

Destacó que lo primero es atender a la población damnificada, acción que su gobierno ejecuta con la repartición de agua y diversos víveres, así como servicios de salud.

“El hospital general de este municipio se derrumbó, se colapsó, los 85 pacientes que ahí se encontraban fueron reubicados”, indicó.

En cuanto a la infraestructura educativa, informó que resultaron dañadas mil 145 escuelas en todo el país.

“Las mayores afectaciones se dieron, justamente, aquí, en Oaxaca y Chiapas, solamente seis son de condición crítica, de infraestructura totalmente dañada, 30 de infraestructura dañada parcialmente.

“Y todas las demás, de las mil 145 escuelas que he señalado que tuvieron daños, se trata de afectaciones menores, como cristales rotos”, explicó Peña Nieto.
Respecto a los hospitales públicos de todo el territorio nacional, dijo que salvo el que colapsó en Juchitán, ningún otro sufrió afectaciones mayores.