Dulce Gómez

Con el objetivo de aminorizar el congestionamiento vial en la ciudad, el Ayuntamiento de Puebla pondrá en práctica un Sistema Adaptativo de Control de Tráfico que se encargará de ceder el paso de acuerdo a la carga de automóviles que haya en ese momento.
Lo anterior lo anunció el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, quien detalló que actualmente se lleva a cabo la elaboración del proyecto que se prevé esté concluido a finales del presente año.
De tal modo, el edil dijo que la puesta en marcha de este sistema está proyectada para el segundo trimestre de 2017.
“Vamos a migrar de un sistema de semaforización a un sistema adaptativo de control de tráfico a un sistema que sea capaz reconocer dónde se está generando más tráfico y actuar en consecuencia, Implica una inversión enorme y no será a corto plazo pero está listo el planteamiento para avanzar gradualmente”, explicó.
A la par, refirió que con lo anterior se busca migrar del actual sistema de semáforos a uno nuevo que evite el tráfico y ceda el paso automáticamente cuando no haya necesidad de esperar.
Indicó que el proyecto es costoso, pero consideró que es necesario aplicarlo, y anunció que los semáforos actuales podrían desaparecer gradualmente para colocar este nuevo sistema.