Por Irma Sadiz

 Solo un cuatro por ciento de damnificados por el sismo del 19 de septiembre del año pasado no cuenta con las tarjetas de apoyos para reconstrucción o reparación de vivienda, toda vez que existe un 96 por ciento de avance en la entrega de las tarjetas anunció la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga.

 La funcionaria federal destacó que ya se repartieron más de 164 mil plásticos a igual número de beneficiarios en los estados afectados por el pasado sismo del 19 de septiembre, como Oaxaca, Puebla, Guerrero, Tlaxcala, Chiapas, Morelos, así como la Ciudad de México.
En este mismo sentido, Juan Manuel López Arroyo, delegado en Puebla, detalló que esta semana se inició con la entrega de las 771 tarjetas que faltaban, de las cuales 200 fueron para damnificados que tuvieron daños totales.
Precisó que los plásticos se entregarán en las sucursales de BANSEFI de Izúcar de Matamoros, Zona Dorada y La Paz en Puebla, Tecali de Herrera, Coronango y Tehuacán.
El delegado de Sedatu en Puebla, explicó que estas tarjetas no son de reciente asignación sino todo lo contrario, “estos plásticos no habían sido recogidos por los beneficiarios y en algunos casos hubo sustitución de nombres. Son tarjetas para quienes ya estaban censados y que por una u otra razón no pudieron pasar por ellas”.
Con respecto a lo nacional, la titular de la dependencia, informó que de las 6 mil 976 tarjetas que restan por entregar en las entidades señaladas mil 891 obedecen a cambio de nombre, mil 687 están siendo atendidas por requerimientos específicos como aclaración de datos, duplicidades o personas que fallecieron y 3 mil 595 se encuentran ya en sucursales de BANSEFI para ser entregadas.
Rosario Robles, indicó que al momento el gobierno federal ha depositado 7 mil 881 millones de pesos para el proceso de reconstrucción, de los cuales 7 mil 387 ya fueron retirados.
En este sentido, agregó que el monto depositado para la reconstrucción de viviendas es 10 veces mayor que el utilizado para la demolición y retiro de escombros en los estados afectados.