Dulce Gómez

El coordinador del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN), José Luis Soberanes Reyes, evidenció que el Ayuntamiento de Puebla no cuenta con los recursos necesarios para poner en marcha el Sistema Adaptativo de Control de Tráfico, además evidenció que en la ciudad existen 900 cruceros que cuentan con semáforos obsoletos.

En este sentido, el funcionario recordó que la Comuna Capitalina pagó 11 de millones de pesos a la UNAM por un estudio de semaforización, no obstante, durante su comparecencia admitió que dicho plan podría no ejecutarse debido a la falta de recursos pues se requieren cuando menos 600 millones de pesos.

A la par, puntualizó que existe otro proyecto para poner en marcha tres programas de cambio de fases de los semáforos durante la o mañana, tarde y noche, aunque de la misma forma reconoció que no existe el recurso necesario y que dijo desconocerlo.

Derivado de ello, mencionó que el Gobierno Municipal optó por únicamente sincronizar los semáforos de seis vialidades, entre las que destaca la 11 Norte-Sur por donde pasa la línea 2 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).

Para ello, a decir del coordinador del IMPLAN se instalaron tarjetas al interior de postes y se mejoró el cableado de los mismos, sin embargo, al preguntarle sobre el recurso erogado para tal acción, se limitó a contestar que el mismo constó de “unos cientos de miles de pesos”.

Con ello, expuso que se logró un ahorro de 97 millones de pesos mensuales y tiempo para los cientos de automovilistas que diariamente circulan por dichas vialidades. Además, resumió que con esta acción se logró reducir hasta en un 9 por ciento el tiempo de traslado y aumentar en un 11 por ciento la velocidad de los vehículos que circulan por estas avenidas.

A la par, añadió que en el municipio existen 900 cruceros que cuentan con semáforos obsoletos, de ahí que reviste mayor importancia la implementación del Sistema de Adaptativo de Control de Tránsito en la capital poblana, y el cual podría quedar entre los proyectos a heredar a la siguiente administración.