Lucas Cavallini fue el último y único refuerzo que se sumó al Puebla para el torneo Apertura 2017, así lo dio a conocer el director técnico Rafael “Chiquis” García, ello debido a las complicaciones que se tuvieron para incorporar más futbolistas al equipo Camotero.
“Se trataron de hacer muchísimas negociaciones, inclusive hablé mucho de que desde la jornada uno o dos ya posiblemente iban a llegar los refuerzos, pero se complicó todo, hubo unas diferencias con los jugadores que ya prácticamente contábamos”, dijo el estratega.
Por lo anterior, con el arribo Cavallini, así como con la recuperación de Jerónimo Amione y David Toledo, tiene un equipo más completo y con variantes en el eje del ataque.
“Cavallini es un jugador fuerte, puede ayudar bien en las dos áreas, tiene muy buena presencia física, Amione es un refuerzo porque no he contado con él toda la temporada, al igual que Toledo. La diferencia de anteriores partidos a este es que en la banca vamos a tener más gente de área, cuando en los otros partidos teníamos muchos más volantes”.
En ese sentido, señaló que están listos y tienen dos días para preparar muy bien el cotejo de la Jornada 8 ante Cruz Azul, un rival complicado con buen manejo de balón,
“Llega con mucha gente, se incorporan muy bien los mediocampistas en zona ofensiva, entonces hay que estar muy bien atentos en las marcas y aprovechar los espacios que vayan dejando”.
Por último, subrayó que tiene confianza en que no tardaran en llegar los resultados positivos, pues en lo personal le gustado el funcionamiento del equipo en muchos lapsos de los partidos.
“El equipo juega con una idea clara de tener una muy buena posición de balón, en los momentos que tiene que defender los once jugadores incluyendo el portero defienden, realmente sería muy motivante para todos sacar esta victoria porque el equipo esta con una gran ilusión de, sobre todo al aficionado, dejarle un buen sabor de boca el viernes”.