El 40 por ciento de los espacios deportivos tiene alguna afectación producto del uso normal pero además del vandalismo de algunas zonas, reveló el director del Instituto Municipal del Deporte, Ignacio Basaguren.
En entrevista, sin precisar el monto total de la inversión, detalló que existe el recurso económico para llevar a cabo la rehabilitación aunque también resaltó que son escasos, aunado al poco personal de su dependencia.
Informó que actualmente en la capital poblana existen 35 unidades con 111 empleados, de estos, 40 son administrativos que se enfocan a resolver los temas.
“A penas si tenemos personal para atenderlos y tenemos y hay espacios en los que de plano pasan varias horas sin que nadie cuide de ellos, esto es histórico y hemos batallado y no hemos podido encontrar mejor manera a la que de la reacción”.
Ignacio Basaguren evitó precisar aquellos centros deportivos que están dañados; solo se limitó a responder que están en zonas con mayor vandalismo.
“Yo te diría que andaríamos en un 40 por ciento que no están en buen estado. Ustedes lo saben mejor que yo (dónde están los espacios dañados). Pero sí hemos rehabilitado muchos, no tengo la cifra, eso se los podría decir la administración del instituto.
Agregó que parte los recursos que son escasos y “cada año son menores”, generalmente se emplean de manera reactiva atribuyendo los daños a una mala planeación.