La imagen del Señor de las Maravillas del templo de Santa Mónica no sufrió ningún daño tras el incendio que se registró en este inmueble la madrugada del dos de enero del presente año, confirmó el obispo auxiliar de Puebla, Eugenio Lira Rugarcía.
El también secretario general del CEM manifestó que la imagen venerada por los fieles católicos poblanos no sufrió ningún deterioro directamente, pues sólo el humo empañó un poco los vidrios que conforman la urna en la cual se alberga.
Eugenio Lira señaló que en este incidente se quemó una tercera parte de la pintura de la Virgen María y la sexta estación del vía crucis, dijo que por ahora estarán a la espera del dictamen de las autoridades del Instituto Nacional de Arte e Historia (INAH).
El obispo auxiliar de Puebla afirmó que desconoce si esta obra podrá ser restaurada a pesar del gran porcentaje de daño que dejo el incendio, pero en cuanto se conozca sobre las posibilidades de su rescate se dará a conocer.
Lira Rugarcía señaló que aún se desconoce el origen de este siniestro pero estarán a la espera de los resultados del peritaje en los siguientes días para tomar medidas precautorias en el templo.
Se cree que el incendio pudo tener sus inicios en dónde los fieles católicos colocan sus veladoras, sin embargo, esto aún no está confirmado y por lo tanto se continúa a la espera de los resultados ofrecidos por las autoridades correspondientes, reiteró el vocero de la arquidiócesis de Puebla.
En cuanto se obtenga un resultado sobre la causa que provocó el incendio al interior del templo de Santa Mónica, mejor conocido como la iglesia del Señor de la Maravillas, la arquidiócesis de Puebla tomará las medidas precautorias para evitar este tipo de sucesos, expresó el obispo auxiliar de Puebla.
Por último Eugenio Lira sostuvo que durante el incendio se tuvo una respuesta rápida por parte de Bombero y Protección Civil quienes llegaron para sofocar el incendio, dando como resultado sólo daños materiales, sin perjuicios en la estructura del templo y sin la pérdida de alguna vida humana.
Por su parte el arqueólogo del INAH, Eduardo Merlo Juárez, dijo que la pintura perjudicada era una imagen alegórica de la fundación del Convento de Santa Mónica, en donde está la Virgen de la Consolación en el Centro y a sus lados las primeras monjas agustinas como doña María Almazán, así como los canónigos que dieron dinero para el primer colegio que es el antecedente del convento.
El especialista en el tema indicó que el cuadro se puede restaurar, pero la parte dañada no se puede reincorporar, que es la tercera parte de la imagen.
En cuanto a la imagen del Señor de las Maravillas, Eduardo Merlo, indicó que no tiene daños, pero los restauradores revisarán la situación en la cual se encuentra actualmente.