En el Día Mundial del Asma que se celebra este 3 de mayo, especialistas mexicanos alertaron que ocho de cada 10 pacientes no tienen un adecuado control de su enfermedad, lo que les impide vivir con calidad de vida por los constantes episodios de exacerbaciones que afectan a ellos y sus familias.
El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias, que condiciona de manera significativa la calidad de vida de quien la padece, así lo comentó el Dr. Francisco Cuevas Schacht, neumólogo pediatra, Jefe del Departamento de Neumología y Cirugía de Tórax del Instituto Nacional de Pediatría (INP) y Director Médico del Centro de Asma y Alergia de México.
El asma causa períodos repetidos de sibilancias (silbidos al respirar), presión en el pecho, dificultad para respirar y tos. Con frecuencia la tos se presenta por la noche o en las primeras horas de la mañana. Afecta a personas de todas las edades, pero por lo general comienza durante la infancia.
Muchos son los factores desencadenantes que pueden provocar o empeorar estos síntomas como: los ácaros del polvo, el pelaje de animales, el moho, el polen, los irritantes; como el humo de cigarrillo, la contaminación del aire, las sustancias químicas, entre otros.
En México el asma es uno de los malestares respiratorios que más afecta a niños, jóvenes y adultos, la incidencia es del 10% de la población, es decir que estima que afecta a 12 millones de personas. De acuerdo con el especialista: “En nuestro país existe un gran descontrol de la enfermedad, este dato es muy impactante, ya que la percepción es que el 80% de los pacientes cree que tiene su asma bien controlada, la realidad es que sólo el 8% de la población asmática, tiene su asma en control”.
El objetivo principal del manejo del asma a largo plazo es llegar al control y prevenir riesgos futuros, “el asma es una enfermedad crónica que requiere de un tratamiento permanente”, comentó la Dra. Claudia Garrido Galindo, neumóloga pediatra adscrita al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).
La guía GINA (Global Initiative for Asthma por sus siglas en inglés) que contiene la estrategia global para tratamiento y prevención del asma, propone la terapia combinada con formoterol y budesonida como alternativa eficaz de control del asma, alivio de síntomas y prevención de exacerbaciones.
Esta Guía se encuentra formada por una red internacional de organizaciones y expertos en asma que colaboran para generar y distribuir información basada en la evidencia, dirigida a mejorar el cuidado de los pacientes con asma. La GINA 2015 contiene una amplia información sobre el diagnóstico, evaluación, tratamiento, educación de los pacientes, etc. con recomendaciones, tablas y diagramas, de elevada utilidad para la práctica clínica