· Padres de la joven desaparecida, temen que las pruebas en contra de “Chema” no sean suficientes para que obtenga su libertad.

Odilón Larios Nava.- A casi un año de su desaparición, familiares de Paulina Camargo Limón, fue vista por última vez el 25 de agosto del 2015, y quien presuntamente estaba embarazada y fue ultimada por el hombre con el que mantenía una relación sentimental, acudieron a manifestarse a las instalaciones del edificio del Poder Judicial de la Federación en Ciudad Judicial.

La madre de la joven mujer, María del Rocío del Carmen Limón, mencionó durante su intervención: “Estamos aquí manifestándonos como familia, para exigir justicia para mi hija, arrebatada de su libertad de vida, de decisión, quitándole la vida José María Sosa Álvarez, a ella y a su bebé gestado de cuatro meses de una forma brutal. Nos encontramos aquí porque está amparándose ante la ley por el delito de homicidio y aborto”.

La preocupación de los padres de Paulina reside en que la defensa de José María Sosa Álvarez, solicitó hace algunos meses un amparo para dejar sin efecto las pruebas que la Fiscalía General del Estado (FGE) presentó en contra de “Chema”.

Al respecto la mañana de este viernes acudieron a las instalaciones de dicha autoridad, indicando que magistrados del Poder Judicial están revisando el expediente y temen que puedan dejar sin efecto las pruebas en contra de Sosa Álvarez, quien posiblemente podría quedar en libertad.

Familiares de Camargo Limón, quien al momento de su desaparición cursaba un embarazo de cuatro meses, pidieron que el caso no quede impune.

Tras once meses ya transcurridos la madre de Paulina señaló que hay pruebas contundentes en contra de José María, que lo señalan como el homicida de su hija y del bebé que se estaba gestando dentro de ella.

Por su parte el abogado de José María indicó hace algunas semanas que dichas pruebas fueron desechadas por las autoridades pues algunas de ellas fueron obtenidas de forma irregular.

La mujer y su esposo indicaron que seguirán exigiendo justicia por su hija, para que casos como éste no vuelvan a ocurrir en Puebla. Señalaron que el próximo 23 de julio, Paulina estaría cumpliendo 20 años, por ello realizarán una misa a las 9 de la mañana en la iglesia ubicada en la Vía Atlixcáyotl.