+ Consideró que estar al frente de la administración federal requiere capacidad, preparación, experiencia, resultados, temple y honorabilidad

José Antonio Meade, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República, le entró a la analogía del balero y gobernar al país.

Estar al frente de la administración federal requiere capacidad, preparación, experiencia, resultados, temple y honorabilidad. “Poquito más complejo” que practicar con el tradicional juguete de madera, consideró.

“Si gobernar fuera tan simple como jugar al balero cualquiera lo haría”, externó Meade Kuribreña en su cuenta de Twitter.

Ello, luego de que en días pasados, Andrés Manuel López Obrador, aspirante por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), afirmara que todo está alineado para que gane la Presidencia de la República y al mostrar sus dotes para el juego, al tercer intento atinó al juego.

Luego de esto de Obrador, el candidato independiente presidencial, Jaime Rodríguez Calderón, presumió que pudo meter el balero a la primera y no al tercer intento como el tabasqueño.

Se reunió con empresarios en el Club de Industriales

El candidato de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, asistió este jueves, como invitado, a una comida en el Club de Industriales, en la cual dictó la conferencia intitulada “Un México Nuevo”.

En el encuentro, al que asistieron integrantes del cuerpo diplomático acreditado en México, empresarios y banqueros, el abanderado presidencial detalló los retos que enfrenta el país y las grandes líneas del proyecto que aspira encabezar.

José Antonio Meade estuvo acompañado de su esposa, Juana Cuevas, y de su coordinador de campaña, Aurelio Nuño.