La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) llevó a cabo una operación de recompra de valores gubernamentales por 65 mil 846 millones de pesos (mdp), dicha transacción se realizó en cumplimiento del compromiso de utilizar 70 por ciento del Remanente de Operaciones del Banco de México (ROBM) correspondiente al ejercicio 2016 para reducir el endeudamiento del Gobierno Federal.

La transacción contempló la recompra de Bonos a Tasa Fija (Bonos M) con vencimiento entre 2018 y 2021, así como del Bono a Tasa Real (Udibono) con vencimiento en 2019
Se contó con una amplia participación de inversionistas, lo cual le permitió al Gobierno Federal recomprar únicamente aquellas posturas que reflejaran adecuadamente las condiciones de los mercados financieros.

A través de un comunicado, recordó que el pasado 28 de marzo de 2017, el Banco de México enteró 321 mil 653.3 mdp al Gobierno Federal por concepto de su remanente de operación, correspondiente al ejercicio fiscal 2016. De conformidad con la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, el Gobierno Federal utilizará el 70 por ciento de dichos recursos para la amortización de deuda pública contraída en años anteriores o reducir las necesidades de financiamiento del año en curso.

Por su parte, en el comunicado emitido por la SHCP el pasado 29 de marzo de 2017 se señaló que la estrategia para el uso de los recursos del remanente de operación durante 2017 tiene como ejes rectores continuar incrementando la eficiencia del portafolio de deuda, seguir mejorando el perfil de vencimientos y mejorar la posición financiera del Gobierno Federal.

La SHCP seguirá analizando las condiciones en los mercados financieros para utilizar el resto de los recursos correspondientes al 70 por ciento del ROBM, equivalentes a 34 mil 629 mdp, con la finalidad de reducir el endeudamiento del Gobierno Federal en 2017.

El Gobierno de la República continuará informando de manera oportuna los detalles de las operaciones en las que se utilicen los recursos del referido remanente, conforme éstas tengan lugar. Adicionalmente, reitera el compromiso de utilizar el endeudamiento público de manera responsable y en congruencia con los objetivos de la política pública, de tal manera que permita continuar con unas finanzas públicas sanas, elemento indispensable para el crecimiento económico.