Por Patricia Moreno Sánchez

Incuantificables son las pérdidas económicas por el cierre de comercios el viernes pasado tras el zafarrancho entre los ambulantes y elementos policiacos por un desalojo en el primer cuadro de la ciudad declaró José Juan Ayala Presidente de Comerciantes del Centro Histórico.
No obstante dijo que más allá de las pérdidas económicas, fue el sentirse vulnerable ante este tipo de situaciones de violencia que presenciaron comerciantes, habitantes y visitantes al Centro Histórico.
Afirmó que el sector comercial apoya al 100 por ciento a las autoridades para la aplicación del Código Reglamentario Municipal (COREMUN) en el combate a la piratería, que fue de acuerdo a las autoridades en coordinación con la Secretaria de Relaciones Exteriores, sin embargo están solicitando a las autoridades que modifiquen sus estrategias para evitar las confrontaciones que arriesguen la integridad de las población. Además se está solicitado que se inicie una investigación y se sancione a quienes iniciaron con la violencia.
“Se entiende que los operativos son necesarios para poner orden en la ciudad, pero se debe implementar una mejor estrategia para que se evite este tipo de confirmaciones, es lamentable que hayan resultado personas heridas, tanto civiles como elementos policiacos”.
Agregó que se debe atender esta problemática con diálogo y evitar cualquier tipo de confrontación para evitar situaciones como las que se están presentando en otros estados, que si bien son temas de otra índole como el conflicto magisterial, dijo no se deben permitir esto se replique en Puebla.
Insistió que se respalda a las autoridades para que se respete y se aplique el estado de derecho y con ello se tenga la garantía de que “los comerciantes puedan abrir sus cortinas con seguridad”.
Por último informó que esperan lograr una reunión esta semana con las autoridades municipales para plantear esta solicitar y propuestas a las autoridades competentes.