Por Irma Sadiz

El actor y diputado federal, Sergio Mayer rechazó que haya llegado a su curul en la Cámara baja en busca de un sueldo, pues recordó que él vive de su actividad empresarial y profesional, además consideró que es un acto discriminatorio el intentar etiquetarlo.

En entrevista, al término de ofrecer una rueda de prensa en Puebla capital del grupo parlamentario, el artista sostuvo que seguirá llevando el mismo nivel de vida que ha tenido por muchos años, pues así se lo permite su nueva responsabilidad con los mexicanos.

“Por supuesto que no me arrepiento, me siento agradecido y honrado de ser diputado federal, porque represento un distrito que es Álvaro Obregón y Contreras, distrito que me dio la posibilidad de representar a todo un país”.

Incluso, no descartó donar su dieta de la Cámara baja a una acción de beneficencia social, aunque también asentó que no tiene idea de cuánto va a ganar.

Hizo ver que lleva al menos 3 o 4 años de labor altruista, y afirmó ser vocero de los niños en el Senado de la República, pues dijo estar comprometido con el tema de los derechos de los infantes.

“No es un tema que me preocupe, lo que tengo es gracias a mi trabajo de 35 años de carrera como empresario y actor, lo aclaré de una vez para que no digan que yo vivo de esa forma por el erario público, de ninguna manera, reitero, no estoy por un salario ni por un sueldo, sino por un compromiso real y genuina transformación”, agregó.