• El homicida, quien hasta el 2015 fuera policía, sigue prófugo de la justicia.

Odilón Larios Nava.- Un pequeño grupo de personas se dio cita este viernes por la tarde para despedir y sepultar a Sandra Nava Flores, la mujer que con dos balazos fue asesinada por su exmarido, a mitad de semana en la Tercera Sección de san Ramón. Los deudos exigen a la Fiscalía General del Estado (FGE) celeridad en las investigaciones para dar con el homicida y hacerle caer todo el peso de la ley.
El pasado miércoles alrededor de las 06:35 de la mañana, la mujer de 36 años de edad, fue asesinada en la esquina que conforman las calles Margarita y Nardos, de la mencionada colonia. El hijo de la mujer fue testigo de la agresión: observó como su padre mató a su querida mamá.
El homicidio ocurrió cuando la fémina llevaba a su hijo de 12 años a la escuela, fue entonces cuando el exesposo, de nombre Eliseo Teresa Castañeda –, quien fungió como policía en el estado y en el municipio de Puebla, se acercó a ella y la privó de la vida de dos balazos. Fue el hijo de la pareja quien confirmó a las autoridades que el asesino es su padre.
Familiares de la mujer asesinada, dijeron estar confundidos con la información que recibieron de las autoridades. Aseguran que el día del homicidio por la tarde les informaron que habían logrado detener a Eliseo Teresa, pero después les indicaron que se trataba de otra persona por lo que debieron dejarlo ir.
Desde entonces la información que han recibido sobre las investigaciones ha sido a cuentagotas. Por si fuera poco, algo que les causó incertidumbre, fue el hecho de que el hombre que era la actual pareja de Sandra, acudió a la FGE este viernes a pedir informes y le indicaron que “no existe orden de aprehensión en contra de Eliseo”.
Esto último causó mucho desconcierto entre la familia directa de Sandra, quienes piden a la Fiscalía que agilice todos los trámites para que se pueda hacer justicia.
Sandra trabajaba haciendo labores domésticas para ganar dinero y sacar adelante a sus dos hijos, éstos últimos ahora dependen totalmente de sus familiares, ya que su mamá está muerta y su padre anda prófugo de la justicia.

SANDRA VIVIÓ 13 AÑOS DE VIOLENCIA

Sandra Nava vivió 13 años de violencia al lado de Eliseo Nava, quien la mantenía subyugada a base de violencia, al grado que no le permitía ver a sus familiares directos, incluso ni siquiera que hablara por teléfono con ellos. Todo ello duró hasta hace aproximadamente 8 meses, que fue cuando Sandra abandonó a Eliseo y comenzó a vivir con el que era su actual pareja.
En entrevista con este diario, Francisco, hermano de Sandra, comentó que Eliseo Teresa, el presunto homicida, era muy violento con su hermana. Además de golpearla en repetidas ocasiones amenazaba con matarla a ella y a toda su familia si hablaba de la violencia que sufría.
El grado de violencia que ejercía este sujeto contra la mujer hoy occisa llegó hasta el punto de amenazar con matar a toda su familia. “En una ocasión le dijo que si ella hablaba la iba a matar a ella y después a toda su familia, que iba a hacer una masacre”, estas amenazas se vuelven mucho más preocupantes tomando en consideración que este hombre hasta el año pasado se desempeñaba como policía preventivo.
Cabe destacar que Sandra denunció a Eliseo por violencia familiar en cuatro ocasiones, en una de ellas la mujer fue golpeada hasta quedar inconsciente. Pese a haber tenido el valor de denunciar las autoridades ministeriales no actuaron en consecuencia y este sujeto consiguió matar a su víctima.