• Los seis abogados fueron exhibidos por el Juez de Control, pues desconocían la etapa del proceso en el que se encontraban.
• A Othon M. B., se le imputaron los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas, posesión de armas de fuego de las fuerzas armadas, posesión de arma de fuego sin licencia y posesión de estupefacientes.

Odilón Larios Nava.- El Juez de Control determinó que la detención de Othon M. B., alias “El Cachetes y/o El Supremo”, fue apegada a derecho y a los protocolos establecidos por el Sistema de Justicia Acusatorio Adversarial, además, le imputaron los delitos de: “portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas, posesión de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas y posesión de armas de fuego sin licencia. Además de posesión de estupefacientes con fines de venta, tales como cocaína, cristal y marihuana.
Según indicó el Ministerio Público en su exposición del caso, como autoridad ministerial obtuvieron la orden de cateo para buscar armas de fuego, chalecos antibalas y a supuestas personas privadas de la libertad, en el domicilio marcado con el número 51 de Paseo Montenegro esquina con paseo de Moriel, en el fraccionamiento El Secreto, en Lomas de Angelópolis, en el municipio de San Andrés Cholula.
El Ministerio Público señaló que al presentarse los agentes ministeriales y la Marina, nadie les abrió la puerta, por lo que con base en la orden de cateo, procedieron a abrir la puerta con violencia. En la planta baja no encontraron a nadie. Al subir, se toparon con una puerta blanca, la cual es blindada.
Como escucharon gritos de mujeres del otro lado de la puerta, procedieron a forzarla y en ese momento se percataron de la presencia de tres personas: Lady Laura, Ximena y Othon hijo.
Ximena gritó que su papá se había lanzado por la ventana, en ese momento los agentes observaron huellas hemáticas en el domo y poco después los agentes ministeriales que permanecieron en el exterior les informaron que habían detenido a Othon M. B., cuando pretendía escapar, portaba con él un arma de fuego tipo AK-47 con 30 cartuchos útiles. Al ver que iba lesionado le prestaron atención médica, el salto desde lo alto le provocó algunas lesiones, aunque ninguna de gravedad.
Luego de brindar le la atención Othon, los agentes reanudaron las diligencias, esto según dijeron fue después de las 13:00 horas – según la carpeta de investigación el cateo habría comenzado a las 08:25 horas del 20 de agosto – y culminaron a las 20:50 horas.
Al revisar en la sala-comedor de la casa, los agentes encontraron un arma de fuego con cuatro cartuchos útiles. Así mismo en una mochila verde localizaron 85 bolsas con fragmentos de cristal, 233 bolsas chicas con fragmentos de piedra, 26 bolsas pequeñas con polvo blanco y 53 bolsitas con marihuana.
Además dentro de una Suburban, color blanco, aseguraron otra AK47 con cartuchos útiles. Ya en el segundo piso, en una recámara, debajo del colchón localizaron cartuchos útiles y una pistola marca Colt calibre 45. En el buró también se localizó otra arma, una 38 Super, con varios cartuchos útiles. Mientras que en el vestidor se halló una caja de plástico que contenía fragmentos de la droga denominada cristal y un fragmento rectangular color blanco.

ALEGATOS DE LA DEFENSA

Aunque Othon M. B., contó con seis abogados defensores, ninguno de ellos pudo esgrimir un argumento para rebatir y echar abajo la hipótesis del Ministerio Público. Los abogados en ningún momento mencionaron que su cliente fuera inocente del delito que se le imputaba, únicamente basaron sus alegatos en que “la casa de Othon está ubicada en Moriel número 51” y no en Montenegro 51 como lo marcaba la orden de cateo. Sin embargo el juez desechó este argumento por dos razones: la calle Moriel y Montenegro conforman una esquina por lo que la casa cateada es la misma, y dos porque durante la audiencia de Control de Detención no era el momento ni el lugar determinar la legalidad o ilegalidad del cateo realizado.
Por ello el Juez de Control les pidió en reiteradas ocasiones a los seis abogados defensores que se concentraran en señalar los puntos por los que a su parecer la detención había sido ilegal. No pudieron mostrar un solo argumento que contrarrestara los argumentos presentados por el Ministerio Público.
Es por ello que el Juez Decretó que la detención se hizo conforme a derecho. Y posteriormente accedió a la petición del Ministerio Público para que se le fincara prisión preventiva necesaria, ello debido a que durante el cateo intentó escapar. Aunque los abogados defensores se opusieron el Juez concedió la medida cautelar.
Será hasta el próximo lunes cuando se lleve a cabo la audiencia de vinculación a proceso y se determiné si se le fija la prisión preventiva o enfrenta su proceso en libertad.