• Investigaban trata pero no encontraron nada relacionado con ese delito y debieron abandonar el domicilio con las manos vacías.
• Los moradores de origen cubano dijeron desconocer el por qué fue el operativo: “sólo pidieron disculpas y se fueron”, señalaron habitantes de la casa.

Odilón Larios Nava.- Autoridades federales procedentes de la Ciudad de México realizaron un operativo en un domicilio de la colonia El Carmen, el cual fue motivado por una investigación contra trata de personas. Sin embargo no encontraron nada y tuvieron que retirarse sin detenidos ni objetos asegurados, es decir con las manos vacías, tal como habían llegado horas antes.
Esta acción estuvo a cargo de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en un domicilio ubicado en la calle Jalisco entre la 4 Sur y el bulevar 5 de Mayo – entre la 23 y la 25 Oriente –.
A pregunta expresa de este reportero, los moradores del domicilio cateado, seis personas de origen cubano, indicaron a los medios de comunicación que los Federales sólo llegaron por la mañana y les indicaron que tenían una orden de cateo. Ingresaron y buscaron minuciosamente por toda la casa. Sin embargo no encontraron nada que constituyera un delito, por lo que al terminar el operativo se disculparon y se retiraron.
El cateo comenzó antes de las 08:00 horas de este miércoles y culminó a las 12:00 horas, cuando todos los agentes se retiraron en los más de ocho vehículos en los que habían llegado.
Según se pudo observar se fueron con las manos vacías, es decir no se vio que retiraran objetos de la casa o que se llevaran a personas detenidas.
Cundo se fueron los agentes, este el reportero se acercó a la puerta de la casa en donde se encontraban paradas seis personas de origen cubano. Al preguntarles por la razón del operativo, dijeron desconocerla y que los agentes únicamente les dijeron que contaban con una orden de allanamiento.
Después las personas agregaron: “No sabemos por qué vinieron, eso deben decírselo ellos – los Federales – pues sólo ingresaron y buscaron, pero no encontraron nada. No sabemos qué buscaban. Al final sólo nos pidieron disculpas y se retiraron”.
Algunos vecinos mencionaron a los medios de comunicación que desde hace cuatro meses los federales estaban vigilando el domicilio, pues tomaban fotos desde vehículos particulares. Sólo dijeron saber que en la casa viven extranjeros, pero ignoran las actividades a las que se dedican.
Por otra parte mencionaron que en las últimas semanas a la casa donde habitan los extranjeros llegaban carros del tipo de mudanza y descargaban muchas cajas pequeñas, eso ha llamado su atención pero desconocen qué contengan las cajas.
Trascendió que la SEIDO intervino por la sospecha de un caso de trata de personas, pero esto fue descartado por lo que tuvieron que retirarse del lugar, sin ningún tipo de aseguramiento