El ayuntamiento de Puebla no tiene que desembolsar ni un sólo centavo para la reparación de unidades siniestradas a cargo de elementos de seguridad o cualquier otro funcionario de la administración municipal, reveló el secretario de Administración Rafael Ruiz Cordero.
En entrevista, informó que la autoridad cuenta con un seguro de 11 millones 486 mil pesos con la empresa Quálitas para hacer frente a estos incidentes.
Ruiz Cordero dijo desconocer cuántas unidades han sido reparadas en lo que va de la presente administración, aunque sostuvo que para estos casos la autoridad cuenta con el seguro correspondiente para evitar que los recursos públicos -que ya de por sí son escasos- sean destinados para tal efecto.
En una declaración realizada por el contralor municipal, Rodolfo Sánchez Corro, a inicios de este mes,
dio a conocer que la dependencia investiga a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSPyTM), que siniestraron vehículos oficiales para deslindar responsabilidades o aplicar la sanción correspondiente.
Aunque también dijo desconocer los procesos contra policías y elementos de tránsito: “Cuando hay un siniestro no necesariamente puede ser por una negligencia de un servidor público, pero lo que hacemos cuando hay un percance iniciamos la investigación correspondiente y es la Secretaría de Administración a través de recursos materiales determina la sanciones”, dijo.