En su presentación como local en la temporada 2014-2015 de la Tercera División Profesional, Chivas Los Ángeles no pudo corresponder de buena manera a su afición al caer por marcador de tres goles a dos ante el CEFOR Cuauhtémoc Blanco de Huauchinango, en cotejo correspondiente a la fecha dos del Grupo III que tuvo verificativo en la cancha de la Ex Hacienda San José Maravillas.
Duelo que los rojiblancos arrancaron con el pie izquierdo pues apenas al minuto 7, los de la Sierra Norte poblana pusieron número a la casa, luego de que un centro desde izquierda quedó a merced de Marco Plata, quien remató pero contó con la fortuna de un desvío del rojiblanco Gustavo Rodríguez, que desconcertó al arquero Kevin Gervacio y de esta manera cayó el 1-0 a favor de la visita.
Gol que cayó como balde de agua fría al Rebaño poblano, pues le costó para reaccionar y cuando quiso, ya tenía el segundo gol a cuestas, luego de que un encontronazo entre Plata y el arquero Gervacio, el silbante lo decretó como penal, que al 21’, Miguel Gutiérrez se encargó de cambiar por el 2-0 del CEFOR, que parecía se encaminaba a un triunfo sin complicaciones.
Sin embargo, Chivas Los Ángeles no renunció al ataque y poco a poco fue emparejando condiciones. Tras algunas acciones, que incluyó un gol anulado por una dudosa decisión arbitral, una falta dentro del área sobre el rojiblanco Alan Ramírez fue juzgada como pena máxima, la que permitió a David Martínez descontar en el marcador al 31’ y así irse al descanso con desventaja de un gol.
Para la reanudación, la escuadra de Luis Romero entró revolucionada para buscar de inmediato el empate, y tras mucha insistencia, Alan Ramírez encontró el gol del empate a dos, luego de un centro por izquierda que la defensiva amarilla trató de jugar al fuera de lugar, pero el atacante chiva se incorporó en buena posición y con un cabezazo, colocó la igualada parcial al 62’.
No obstante, el empate habría de ser efímero, pues si bien el rojiblanco Gibrán Zamudio tuvo para poner adelante a los anfitriones, no aprovechó la oportunidad que tuvo, y por el contrario, sólo cuatro minutos después, el error costó caro pues a la jugada siguiente, un resbalón del arquero Kevin Gervacio dejó en franca posición al foráneo Oscar Barrera, que robó el balón y se enfiló a la meta para el 3-2 del equipo huauchinanguense.
Aunque el cierre del partido fue prácticamente para la oncena chiva que tuvo para igualar nuevamente a través de David Martínez que voló su disparo frente a la portería, el tiempo se agotó y el CEFOR Cuauhtémoc Blanco se llevó el triunfo por 3-2, que les permite arribar a seis unidades dentro del Grupo III, donde Chivas Los Ángeles aún no sabe lo que es sumar e intentará hacerlo nuevamente en casa la próxima semana cuando reciba la visita de los Linces de Tlaxcala.