• Corrobora la posible detención de mujeres por uso de gas pimienta

Dulce Gómez

Los delincuentes también hacen uso de gas pimienta, argumentó el secretario general del Ayuntamiento de Puebla, Juan Carlos Morales Páez, al defender la prohibición de este método, incluso para las mujeres que traten de defenderse de la delincuencia.
En entrevista, el funcionario municipal criminalizó a quienes portan este instrumento, tal y como el domingo pasado lo hizo el titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), Manuel Alonso García, quien sentenció que “probablemente” las mujeres podrían ser detenidas en caso de transportar gas pimienta o lacrimógeno.
Morales Páez argumentó que la Comuna Capitalina ha llevado a cabo diversos cursos de defensa personal, sin embargo, no dijo cuántos y los espacios donde los mismos se han implementado.
Además, admitió que este tipo de actividades no son suficientes para abatir alejar la delincuencia de este género. En este contexto, manifestó que la necesidad de no sólo dotar de patrullas y policías a la ciudad sino la impartición y persecución del delito.
En tanto, criticó al alcalde de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, quien la tarde del lunes solicitó que el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, corrigiera lo dicho por el encargado de la seguridad en Puebla Capital.
En relación al reto que lanzó Espinosa Torres al Ayuntamiento de Puebla en el sentido de implementar programas de seguridad en la zona conurbada, que permita a las mujeres usar el gas pimienta para defenderse de posibles hechos delictivos, Morales Páez acusó al edil cholulteca de entrometerse en temas que no le corresponden y sólo buscar raja política.
“Yo lo que digo es que tenemos que estar gobernando en nuestros municipios y no aprovecharse de los temas delicados, en este caso, de la seguridad de las mujeres y de los ciudadanos para llevar raja política. El uso de un gas u otro es un tema de ley. Nosotros dimos cursos de defensa personal para las mujeres y eso no está prohibido”, agregó.
Argumentó que hay inseguridad en todo el país y la ciudad no es la excepción. No obstante, minimizó los delitos que se han cometido en las últimas semanas, entre ellos el ataque e intento de violación en contra de una estudiante de la Universidad Iberoamericana Puebla, debido a que afirmó que la estrategia contra la delincuencia va por buen camino.