• Uno de los asaltos fue frustrado por el cliente bancario y el exmilitar que llevaba como escolta.

Odilón Larios Nava.- Este martes por la tarde sujetos armados y a bordo de motocicletas perpetraron dos atracos a cuentahabientes: uno de los robos fue consumado, el otro fue frustrado por las propias víctimas. En el caso malogrado, el agraviado y un ex militar que llevaba como escolta, pusieron resistencia y así hicieron escapar a los ladrones.

ASALTO EN PRADOS AGUA AZUL

En Prados Agua Azul empelados de una empresa de telefonía celular fueron despojados de 81 mil pesos, los cuales estaban destinados al pago de la nómina de la empresa Worldcell “Almacén de Equipo Telefónico”.
El dinero fue retirados de la sucursal de Bancomer Valsequillo. Una vez que tuvieron el efectivo en su poder, los clientes bancarios abordaron su vehículo y tomaron rumbo a Prados Agua Azul.
En la 9-A Sur y Circuito Juan Pablo II, los interceptaron dos sujetos motorizados quienes iban a bordo de una moto color negro. De acuerdo con la versión de los hechos dada a conocer por la mujer que iba a cargo del dinero, de nombre Janet, uno de los delincuentes estaba pelón, vestía pantalón de mezclilla deslavado y playera negra. El otro era de aproximadamente 25 años de edad y vestía con pantalón azul marino, este último llevaba el arma de fuego.
Los ladrones obtuvieron el dinero y escaparon hacia la 51 Poniente. Aunque se montó un operativo para tratar de dar con ellos, las autoridades policiales no pudieron ubicar a los ladrones.

ROBO FRUSTRADO EN DORADA

Mientras que en la zona de Plaza Dorada un cuentahabiente y su escolta, un militar retirado, impidieron que dos ladrones motorizados los despojaran de 200 mil pesos en efectivo.
El cuentahabiente acudió al Santander y retiró 200 mil pesos, pero lo hizo acompañado con un escolta, un hombre que fue militar.
Al salir con el efectivo cruzaron la plaza comercial mencionada y después salieron por La Vaca Negra.
De acuerdo con las declaraciones del afectado, fue interceptado por dos hombres, uno vestido de negro que era quien conducía la motocicleta y el otro era güero, alto, de ojos claros, éste los encañonó con el arma de fuego.
Estos delincuentes le dijeron al hombre que entregara el dinero pero el escolta forcejeó con el maleante que llevaba la pistola, la cual se accionó en al menos dos ocasiones. Los ladrones terminaron huyendo en la moto en sentido contrario.
Pese al operativo que se montó para dar con los delincuentes la policía no pudo dar con ellos. Afortunadamente ni el cuentahabiente ni su escolta resultaron lesionados. Tampoco las personas que pasaban por el lugar en el momento del forcejeo.
Policías estatales y municipales llegaron al sitio. Los estatales le prestaron el servicio de acompañamiento al cuentahabiente, lo llevaron hasta su lugar de destino.