• Uno de ellos ocurrió en el barrio de La Luz y el otro en la lateral de la autopista antes de llegar al estadio de futbol.

Odilón Larios Nava.- Este domingo dos percances automovilísticos se registraron en la capital poblana. El primero de ellos en el barrio de La Luz y el segundo en la lateral de la autopista poco antes de llegar al estadio de futbol.

PRIMER CHOQUE

El primero de los percances ocurrió en el cruce de la avenida Juan de Palafox y Mendoza y la 14 Sur, se dio entre dos vehículos particulares, uno de los factores que influyó en el choque es el hecho que el poste de una luminaria que fue colocada hace un mes está obstruyendo las luces del semáforo.
El percance ocurrió alrededor de las 14:00 horas de este domingo, entre una camioneta Chrysler, color gris, con placas de circulación 769-ZRA del Distrito Federal y un Renault, tipo Sandero, color cobre sin metálicas pero con permiso de circulación.
El primero de los dos vehículos era conducido por una mujer y en la parte de atrás llevaba a un bebé en la parte de atrás. Mientras que en el Renault viajaban tres hermanos de nombre Cinthia, Emiliano y Vanessa, los tres de apellidos Moreno Hernández, de 21, 14 y 12 años de edad respectivamente.
Ambos conductores argumentaron el tener la luz verde a su favor, aunque los vecinos señalaron que el poste de la luminaria obstruye la visibilidad del semáforo y aunque ya lo reportaron las autoridades municipales no han corregido ese error.
Personal de la dirección de tránsito municipal acudió al lugar para tomar conocimiento del choque y realizar los peritajes de rigor.

SEGUNDO CHOQUE

El segundo choque aparatoso ocurrió en la lateral de la autopista Puebla-Orizaba a 500 metros antes de llegar al estadio de fútbol. Sólo se registraron daños materiales, los dos ocupantes de una camioneta sólo resultaron con leves golpes.
El aparatoso percance vehicular ocurrió alrededor de las cuatro de la tarde del domingo cuando dos hermanos circulaban a bordo de una camioneta color gris de la marca Renault.
De acuerdo a lo que los ocupantes de la camioneta señalaron y algunos otros automovilistas que fueron testigos del percance confirmaron, la camioneta gris circulaba sobre el carril de baja y un vehículo tipo camioneta – no especificaron que tipo o marca – se iba a incorporar por el carril de alta.
Presumen que el conductor de la camioneta roja no conocía esa vialidad y al tomarla en exceso de velocidad estuvo a punto de subirse a la cuchilla que ahí se forma, para evitarlo volanteó y esto hizo que chocara por detrás a la camioneta gris. El conductor de esta última camioneta salió proyectado y dio varios giros hasta golpear con el poste de señalética.
El conductor presuntamente responsable, el de la camioneta roja, hizo un alto momentáneo y después arrancó a toda velocidad y escapó del lugar. Los dos ocupantes de la unidad, dos hermanos de entre 25 y 22 años de edad, resultaron prácticamente ilesos.