• Los pobladores impidieron que los policías locales e incluso el Ejército tomara conocimiento.

Odilón Larios Nava.- Fuerte incendio se registró en un domicilio de la colonia Guadalupe, en Cuacnopalan, municipio Palmar de Bravo. El siniestro se debió, según vecinos, a la manipulación de gasolina de proceden ilícita, es decir que fue robada de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).
Los pobladores y presuntos chupaductos, impidieron que las autoridades policiales llegaran hasta el lugar para tomar conocimiento de lo que ocurrió, es por ello que no existe un reporte policial como tal del caso.
Vecinos de esa comunidad que temen que un siniestro así afecte a sus personas y propiedades, comentaron a este medio, de forma anónima, que el incendio se suscitó en un domicilio en donde se almacenaban combustible de procedencia ilícita. Indicaron que en el lugar se quemó una camioneta y parte de la casa.
La deflagración, dijeron las fuentes consultadas, inició cuando el propietario del lugar estaba haciendo el trasvase del combustible. Agregaron que el propietario del lugar resultó lesionado con quemaduras, no pudieron precisar la gravedad de las mismas porque dijeron, fue trasladado por medios propios a un nosocomio de la región.
Un grupo de tres policías municipales acudió para intentar acordonar la zona, pero los mismos pobladores les pidieron, no precisamente de forma amable, que se retiraran que no tenían nada que hacer ahí: “Los huachicoleros les dijeron que sólo era quema de pastizal, que se largaran”, de esta forma los uniformados se retiraron.
Algo similar ocurrió cuando dos unidades del Ejército se acercaban, fueron interceptados por un grupo de personas quien les pidió que se retiraran porque “aquí no pasa nada”. Según comentaron los entrevistados: “Los militares sólo tomaron fotos a distancia y se retiraron”.
Horas después la misma gente se encargó de limpiar el lugar: “Sí tú pasas ahorita por el lugar, ya no hay nada, se encargaron de limpia todo”, indicaron las personas consultadas.