Puebla tiene un rezago de 20 años en atención para evitar la mortalidad infantil por diversos factores, primero por la alta población que registra el estado, además de la falta de accesibilidad a servicios de salud en zonas alejadas, cuestiones culturales, de pobreza y marginación, lo que ha colocado al estado en primer lugar nacional en mortalidad de infantes.
El doctor Arturo Mompin Ramírez, subdirector de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud estatal, informó que de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) Puebla está por arriba de la media nacional en muerte infantil al registrar 15 decesos por cada 100 mil nacidos vivos esperados. Cuando a nivel nacional se reportan 12.4 por cada 100 mil nacimientos vivos.
Mompin Ramírez refirió que la dependencia está actualizando un estudio de su propia plataforma que muestra una reducción de mortandad de recién nacidos, menor a la que reporta el INEGI, sin embargo se espera el cierre oficial.
De continuar con esta velocidad de reducción de muerte infantil, se logrará cumplir el objetivo del Milenio para el 2014 en la entidad poblana. El reto es llegar al 14.8 muertes por cada 100 mil nacimientos, para posteriormente estar por abajo de la media nacional.
El funcionario explicó que se trabaja para reducir la brecha de mortalidad infantil con diversas acciones, como el reforzamiento de los servicios de salud, el abasto de medicamentos y la distribución de nutrientes a las mujeres embarazadas, con ello la mortalidad infantil se ha reducido en un 14 por ciento en tres años de administración estatal. No obstante señalo que el 80 por ciento de las defunciones es en el periodo perinatal por deficiencias y cuestiones genéticas.
Con respecto a la muerte materna, el especialista aseguró que esta problemática presentó una reducción importante en Puebla al cierre del 2013, explicó que de acuerdo al informe que presenta la dirección de epidemiología del Consejo Nacional de salud (CONASA) presenta una razón de muerte materna de 28 decesos por cada 100 mil nacidos vivos esperados, con esta cifra Puebla se coloca como el segundo lugar nacional con una mejor reducción de mortalidad materna a nivel nacional.
Las principales características de muerte materna están dadas a nivel internacional de acuerdo a lo que establece la Organización Mundial de Salud (OMS) Por cuestiones de accesibilidad y aceptabilidad de los servicios de salud, por cuestiones culturales o de oportunidad en la atención.
Puebla desde el 2012 ha aumentado el operativo de reducción de muerte materna debido a que a principios de ese año se presentó un incremento importante de este fenómeno.
Con la finalidad de mejorar y acercar los servicios de salud a la mujer embarazada, se han incrementado y perfeccionado los talleres de capacitación para todo el personal médico, se implementó el traslado de mujeres con embarazo de riesgo de forma aérea para los centros de salud, y se consolido el abasto de medicamentos e insumos de urgencias obstetras para garantizar la vida de la mujer embarazada.