Por Patricia Moreno Sánchez

La Secretaría de Salud, informó que tras la explosión por pirotécnica en la localidad de San Isidro que pertenece al municipio de Chilchotla, se mantienen hospitalizados 5 personas de las 31 lesionados que ingresaron a distintos hospitales del sector público y el resto de los pacientes fueron dados de alta.

La titular de la dependencia Arely Sánchez Negrete, especificó que por instrucciones del gobernador Tony Gali, se ha brindado la atención médica necesaria a los afectados y a más de 72 horas de haber recibido a los heridos en los hospitales de la dependencia, el balance que se tiene es que de los 18 pacientes trasladados a la capital solo cinco continúan internados.

Destacó que tras la tragedia a través de personal del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) se prestó la atención oportuna en las unidades médicas a todos los lesionados.

Detalló que hasta ayer viernes solo permanecen internados cuatro pacientes en el Hospital para el Niño Poblano (HNP), de los cuales tres se reportan graves y uno más en condiciones estables.

Agregó que otra persona adulta continúa internada en el Hospital de Traumatología y Ortopedia “Dr. y Gral. Rafael Moreno Valle”, cuyo estado de salud se reporta como estable.

De igual forma, resaltó el trabajo coordinado de los tres órdenes de gobierno, como lo refleja el apoyo del gobierno federal, a través del Secretario de Salud, José Narro Robles, quien estuvo de visita en el HNP para supervisar la atención médica que se otorga a los menores.

Sánchez Negrete destacó que a todos los lesionados se les ha garantizado la atención médica, hospitalización y medicamentos de manera gratuita, y así será hasta lograr la recuperación de todos los pacientes.

Por parte de la Secretaría General de Gobierno se informó que el Servicio Médico Forense que depende del Tribunal Superior de Justicia, concluyó con la entrega de todos los cuerpos de los fallecidos a sus familiares.