• El hoy finado presumiblemente llevaba días sin vida al interior de su domicilio, hasta que fue encontrado por la señora del aseo.

Odilón Larios Nava.- Un vecino de la colonia La Paz, murió al interior de su domicilio, presumiblemente víctima de un fatal infarto que lo sorprendió mientras dormía.
Hasta el número 26, interior 4, de la calle Teziutlán Sur, en la mencionada colonia, acudieron autoridades del Ministerio Público Especializado en Investigación de Homicidios para realizar las diligencias correspondientes al levantamiento de cadáver.
La señora que hace el aseo, Doña Yolanda, fue quien hizo el llamado a las autoridades después de encontrar sin vida al quincuagenario, que en vida se llamó Eduardo Méndez Salas, de 56 años de edad.
Se tuvo conocimiento que el hoy finado vivía solo, sin embargo Doña Yolanda localizó y avisó a su vástago, quien llegó para identificar el cuerpo y dar a conocer que su padre padecía diabetes e hipertensión.
De acuerdo con las declaraciones de la testigo, cuando llegó al domicilio por la mañana de este martes, notó que Eduardo estaba inerte, postrado en su cama sin reaccionar.
Por el semblante que presentaba el hombre, presumiblemente, tenía algunos días de haber muerto, sin embargo eso quedará determinado por las autoridades competentes.
Cabe señalar que el hombre fue revisado por los paramédicos de SUMA, quienes confirmaron el deceso del masculino. Al no encontrar huellas de violencia, indicaron que todo señalaba que el hombre había sufrido un infarto.