Por Jesús Lemus/Puebla

Martha Erika Alonso Hidalgo, renunció el pasado 31 de diciembre a la Secretaría General del Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN y con ello, se perfilaría como la carta fuerte del instituto político a la candidatura por el gobierno del estado de Puebla.
Dicha renuncia de la esposa del ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, se hizo efectiva durante la sesión de la comisión Permanente del PAN, donde se reveló que su salida es por cuestiones personales.
Cabe señalar que la sesión del PAN estatal se hizo a puerta cerrada y estuvo encabezada por el líder estatal, Jesús Giles Carmona, además de otros consejeros que pertenecen a este cuerpo colegiado.
Apenas el 18 de diciembre, Martha Erika Alonso, rindió junto con Jesús Giles Carmona, su 2do informe de labores al frente de la secretaría y presidencia estatal del Partido Acción Nacional.
En el evento político, la panista fue destapada como aspirante a la candidatura del PAN al gobierno del estado de Puebla, bajo el argumento de que “las mujeres están listas para representar la entidad poblana” a través de la administración estatal.
Previo al informe de labores como secretaria general del PAN, Martha Erika Alonso, dijo que tomaría los días de Navidad y Fin de Año, para definir si continuaba al frente del cargo o dejaría el mismo para enfocarse a posibles aspiraciones políticas.
Hasta este momento, la panista no ha confirmado su interés por aparecer en las boletas electorales del primer domingo de julio, pero es manejada como la carta fuerte del PAN en Puebla para convertirse en la nueva gobernadora de Puebla.